fbpx
Evangelio del día ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? Lc1,39-56

Silencio

Pascua

Silencio

Roto el sentimiento,
el cuerpo dolorido
partida el alma
gimiendo los sentidos
¡cómo te he gritado,
Dios escondido,
esparciendo mis voces
por el espacio vacío!
Tan ronco está mi silencio
que no pareciera mío.

No me explico este milagro
pero vivo.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en la web. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies