fbpx
Evangelio del día No hacen lo que dicen Mt23,1-12

Sínodo de la Familia 2015

Sínodo de la Familia

Sínodo de la Familia 2015

Desde el pasado domingo 4 de octubre y hasta el próximo 25 de este mes va a tener lugar en la Santa Sede de Roma el Sínodo Ordinario de Obispos, dedicado a los retos pastorales de la familia en el contexto de la nueva evangelización. El Sínodo Ordinario de la Familia 2015 que tiene como lema “La vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo”, dio comienzo con una solemne Misa presidida por el Papa Francisco en la Basílica de San Pedro.

En la homilía, el Santo Padre explicó que el Sínodo significa «caminar juntos con el espíritu de la colegialidad y sinodalidad», pidió afrontarlo con «celo pastoral, franqueza y sabiduría y poniendo por encima de todo el bien de la familia, de la Iglesia y de ley suprema: la salvación de las almas». A los padres sinodales les ha instado entonces a que afronten estos días con «valor apostólico, humildad evangélica y oración confiada».

family-492891_640Este Sínodo deseaba dirigirse a todas las familias del mundo, quería participar de sus alegrías, fatigas y esperanzas. A las numerosas familias cristianas fieles a su vocación, el Sínodo dirigió una mirada especial de reconocimiento, alentándolas a participar todavía con más decisión en esta hora de la “Iglesia en salida”, redescubriéndose como sujeto imprescindible de la evangelización.

Por esta razón desde la Diócesis de Vitoria también se decidió participar activamente en la elaboración de las respuestas a las cuestiones que se plantearon previas a la celebración de este evento. Muchas y variadas fueron las aportaciones de las personas que decidieron colaborar ante el Sínodo, coordinadas desde la Pastoral Familiar. Sacerdotes, grupos de familias, grupos de parroquias, matrimonios o centros escolares trabajaron las preguntas con dedicación y sincera entrega.

Habría que destacar los comentarios de agradecimiento ante la iniciativa de abrir la consulta a un público general, a todos los miembros de la Iglesia. Y como no, apreciar que una pequeña aportación de la Diócesis de Vitoria se haya tenido en cuenta para la reflexión final de este Sínodo por la familia.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en la web. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies