fbpx
Evangelio del día Cuando se lleven al novio, entonces ayunarán Mt9,14-15

De una parroquia de mantenimiento a una parroquia misionera

Iglesia en Salida

De una parroquia de mantenimiento a una parroquia misionera

Al final del verano, el Obispo de Vitoria, D. Juan Carlos Elizalde ha enviado una carta a la Diócesis con sus deseos para el nuevo Curso Pastoral: experiencia de Dios, comunión eclesial, alegría evangélica y la opción por los pobres:

La experiencia de Dios, la oración profunda y la transformación del corazón, no pueden ser privilegio de unos pocos. A esto está llamada toda la comunidad cristiana y más los miembros que tienen responsabilidades pastorales. Si no, se quemarían gastados generando esterilidad.

La Diócesis de Vitoria está abierta de par en par a todos los carismas en comunión con la Iglesia. Reconoce que todos somos necesarios y que nos necesitamos unos a otros porque nadie agota la riqueza de la fe. Juntos nos completamos, nos enriquecemos y nos animamos.

Esta alegría yo la capto especialmente en los jóvenes, tan ajenos a los cotilleos eclesiásticos. En las familias, la alegría suele venir por el relevo generacional, los niños y los jóvenes, y si no hay relevo la familia se acaba. Algo así pasa en nuestras comunidades.

Es peligroso acostumbrarse a un discurso teológico correcto sobre la pobreza y mantener a la vez actitudes ricas, prepotentes e inmisericordes y una vida cómoda y burguesa. Se nos puede llenar la boca hablando de los pobres, pero a nuestro lado los pobres […] se nos pueden hacer invisibles. No basta derivar los “casos” a las instituciones eclesiales que en la diócesis lideran la lucha contra la pobreza.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en la web. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies