“Cuando el trabajo no es suficiente para vivir”, conferencia de Ana Mª Rivas

“Cuando el trabajo no es suficiente para vivir”, conferencia de Ana Mª Rivas

Ana Mª Rivas. Foto: Diócesis de Málaga

Ana María Rivas, Doctora en Sociología por la Universidad Complutense de Madrid y Diplomada en Antropología y Etnología por la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales de París impartió la semana pasada, invitada por la HOAC, una conferencia con el Tema de “Cuando el trabajo no es suficiente para vivir” dentro de la campaña “Trabajo Digno para una Sociedad decente”. Ana María Rivas es, actualmente, profesora titular de Antropología en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid.

Empezó presentado la realidad de los trabajadores de reparto de las empresas como Deliveroo y Glovo, que a pie, en bicis públicas o motos malviven repartiendo comida y otros artículos a domicilio, son falsos autónomos que cobran unos 4,25€ por entrega hecha, a los que se les desconecta sin previo aviso. O el de las “Kelly”, camareras de piso, con durísimas condiciones laborales a las que se somete a diario con una ratio obligatoria de limpieza por habitación de hotel. Algunas llegan a cobrar apenas 75 céntimos por dejar una habitación terminada.

La precariedad laboral y con ella el trabajo indecente parecían ser las consecuencias de una situación coyuntural de crisis, sin embargo, una vez pasado lo peor de la crisis parecen ser realidades que han llegado para instalarse entre nosotros fruto de una lógica neoliberal que impregna las raíces mismas del capitalismo. Es la lógica que representa el retorno a la concepción más grosera del asalariado como alquiler de un individuo para realizar una tarea puntual, incluyendo al trabajo y con él al trabajador/a en la categoría de las mercancías que se pueden “usar y tirar”; todo ello en nombre de un fundamentalismo cuyos dogmas de fe son la competitividad, la flexibilidad y la desregulación del mercado laboral y de las relaciones laborales como condiciones para el crecimiento económico. Fundamentalismo que se sirve del miedo y la vulnerabilidad como condiciones de existencia de la población para desactivar la resistencia y oposición social y política Y que sutilmente ha colonizado nuestras conciencias para aceptarlo como la normalidad de este nuevo modelo de persona responsable de su propia supervivencia y desvinculada de cualquier derecho para convertirse en “recurso”

Es necesaria la reflexión colectiva asociada para resistirse y oponerse a esta “normalidad” del sistema de gobernanza neoliberal, dotándonos de instrumentos de análisis para entender lo que está pasando, informándonos en los medios de comunicación no convencionales, haciendo análisis crítico, rechazando el individualismo atroz, y que se materialice en compromiso de participación en la vida pública, plataformas de contrapoder que controlen el poder político y económico.



Destacamos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies