Evangelio del día Descansará sobre ellos vuestra paz Lc10,1-9

Estar en camino: no hay que entenderlo, hay que vivirlo

Estar en camino: no hay que entenderlo, hay que vivirlo

Hemos caminado con ilusión hacia una meta, Tierra Santa, superando, con mucho, todas las expectativas. Ha inundado nuestros corazones de verdadera fraternidad, como una gran familia, descubriendo el misterio de Dios desde la experiencia Vivida. Cada día ha sido un regalo caminando juntos en hermandad.

Toda persona, independientemente de su ideología o religión, debiera pasar por Tierra Santa, lugar de encuentro de todas las generaciones entre sí, donde se experimenta el magnetismo, siendo una fuente inagotable que se disfruta desde la vivencia, descubriendo el misterio que te atrapa, abriendo una ventana donde entra el aire renovado con una certeza profunda de que el misterio divino se expresa en lenguaje humano, pero no lo agota. ¡Un antes y un después de la peregrinación! “id a” ya no se trata de una vida pasiva sino activa…

Experiencia única en todos los sentidos. Hay que vivirlo para experimentarlo.          

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en la web. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies