Evangelio del día Se pedirá cuenta de la sangre de los profetas: desde la sangre de Abel hasta la de Zacarías Lc11,47-54

Peregrinación a Lourdes 2019

Peregrinación a Lourdes 2019

El Obispo de Vitoria acompaña a este grupo que, por primera vez, cuenta con 11 jóvenes de edades comprendidas entre 10 y 17 años. Se repite la tradición de compartir peregrinación con presos de la cárcel de Zaballa, cuatro en esta ocasión.

La Hospitalidad de Lourdes de Vitoria partió el jueves y estuvo hasta su regreso el domingo en la localidad francesa de Lourdes. Cinco fueron los autobuses que salieron de Vitoria-Gasteiz a primera hora del 19 de septiembre, en la 32º peregrinación que organiza la Hospitalidad a este importante santuario mariano. Entre las decenas de alaveses, 44 eran enfermos y, como novedad, es la primera vez que participan como hospitalarios -cuidadores de enfermos- 11 menores, de entre 10 y 17 años. Un año más, y ya son 10, cuatro presos del centro penitenciario de Zaballa se unieron a esta peregrinación como salida terapéutica y fueron una parte esencial por su ayuda, dedicación y amabilidad, algo que enfermos y peregrinos agradecieron profundamente.

Este peregrinaje llevó al Santuario de Lourdes a cuantos enfermos de Vitoria y Álava lo desearon y, de esta manera ,visitaron juntos la gruta donde se apareció la Virgen María a la joven Bernardita Soubirous –declarada santa en 1933– hasta en 18 ocasiones en 1858 y que tuvieron repercusión en todo el mundo.

El programa de estos cuatro días incluyó varios eventos religiosos entre los que destaca la Eucaristía en la misma gruta de las apariciones, la procesión de antorchas en la explanada del santuario al caer el sol, el vía crucis por la montaña o la Misa internacional en la imponente basílica subterránea que cuenta con un aforo para más de 20.000 visitantes. Además, los enfermos que quisieron pudieron bañarse en las piscinas con el agua que baja de lo alto de la montaña y cuyo caudal atraviesa la gruta.

Entre los peregrinos se encontraban también los seis componentes del coro ‘Betong’ de Guinea-Ecuatorial, que amenizan las celebraciones en la parroquia de Santa María en el casco viejo vitoriano y que estos días también lo hicieron en Lourdes.

En la mañana del viernes se celebró la Misa en la gruta y fue emitida en directo por las redes sociales de la Diócesis. En ella, D. Juan Carlos Elizalde, acompañado por seis sacerdotes diocesanos, quiso animar a los enfermos con “palabras de esperanza, aquellas que escuchó Santa Bernardita en esta misma gruta”, en la que “María se presentó como luz para dar respuestas a los retos y baches de nuestras vidas, y sobre roca, la misma que sustenta nuestras adversidades y nos ayuda a afrontarlas de manera serena y segura”. El Obispo de Vitoria encomendó a la Virgen de Lourdes “a todos los vitorianos y alaveses enfermos y a quienes sufren o viven sin esperanza y en soledad para que sientan la cercanía de Dios y que su tristeza se transforme en confianza”, asegurando que “ellos son el centro de esta peregrinación y de la Diócesis y los primeros en nuestras oraciones”.

A la vuelta, los peregrinos y enfermos tuvieron ocasión compartir las experiencias y sentimientos personales vividos durante estos cuatro días: todos coincidieron en destacar la alegría, la unidad y el buen hacer de médicos, hospitalarios y sacerdotes en la atención y acompañamiento de los enfermos. Cuentan ya los días para volver a la gruta donde Santa María se mostró al mundo por medio de Santa Bernardita.

·

Todas las fotos y vídeos pinchando en este enlace: Facebook de la Diócesis de Vitoria

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en la web. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies