fbpx
Evangelio del día ¿Por qué esta generación reclama un signo? Mc8,11-13

La segunda marcha a Estíbaliz marca el camino

La segunda marcha a Estíbaliz marca el camino

El pasado sábado, 8 de febrero, varias decenas de alaveses se pusieron las zapatillas, ropa de abrigo, un bocata y caminaron los 10 kilómetros que separan la hornacina de la Virgen Blanca y el Santuario de Nuestra Señora de Estíbaliz.

Como todos los segundos sábados de mes, la Diócesis peregrinó desde la casa de la Patrona de Vitoria hasta la casa de la Madre de todos los alaveses para seguir pidiendo despertar la vocación a la que el Señor le llama. Antes de partir, mirando a la imagen de la Virgen Blanca en su hornacina, se rezó una salve que daba el pistoletazo de salida a una marcha tranquila y agradable, idónea para conocerse mejor desde las distintas sensibilidades y carismas que enriquecen la Iglesia. Bajo un ambiente festivo adaptado para todo tipo de familias, parroquias y asociaciones, peregrinar a Estíbaliz rehace ese vínculo entre los alaveses con su patrona. La inquietud por las vocaciones saltaba del templo a la calle, dejandose ver y sentir por los barrios de Vitoria y por el camino peatonal hacia el cerro mariano. Niños y ancianos, jóvenes y mayores, consagrados y laicos, toda la Diócesis diversa y unida caminando juntos.

El Obispo de Vitoria, D. Juan Carlos Elizalde, quien concelebró junto a varios sacerdotes, tomó la palabra al llegar para agradecer el buen camino y una vez dentro dijo, entre otras, estas palabras:

«Nosotros, al tomar conciencia de la comunidad eclesial que somos, como Iglesia particular presidida por un Sucesor de los Apóstoles en comunión con el Colegio Apostólico y con Pedro, caemos en el cuenta de la centralidad de María en nuestra Diócesis. Más que nunca la Parroquia de San Miguel, Santuario de la Virgen Blanca, es corazón de nuestra comunidad. Cada segundo sábado de mes, la Marcha desde la Virgen Blanca al Santuario de La Virgen de Estíbaliz, une a toda la Diócesis pidiendo vocaciones para Vitoria. A Ella le confiamos el futuro de nuestra Iglesia. Queremos caminar juntos, sinodalmente, construyendo un futuro común. Juntos de todas la sensibilidades, carismas, estilos y vocaciones. Una representación de toda la Diócesis -familias, sacerdotes y seminaristas, religiosas y niños- un pura peticion por el don de las vocaciones«.

Y es que sobre esto incide la marcha mensual a Estíbaliz: en despertar las vocaciones desde donde cada uno parta.

Al coincidir con la Jornada contra la Trata en toda la Iglesia, D. Juan Carlos recordó que «los sueños de Dios se cumplen: una mujer esclava –Josefina Bakhita– acababa siendo santa. Ayudar a refugiados e inmigrantes que llegan a nosotros a cumplir sus sueños es la tarea que tenemos que cumplir. Por eso es importante orientar a la Diócesis en clave vocacional, pues es ésta la que hace brotar lo mejor de cada persona en favor de los hermanos, destruyendo así planteamientos partidistas y excluyentes dentro de la Iglesia.

Puedes ver el resto de fotos en el Facebook de la Diócesis y también puedes seguirnos en Twitter e Instagram.
 

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en la web. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies