fbpx
Evangelio del día El que cumple la voluntad del Padre entrará en el reino de los cielos Mt7,21.24-27

Tradicional Sermón de la Soledad

Tradicional Sermón de la Soledad

El Sermón de la Soledad es una costumbre tradicional  de la ciudad de Vitoria que se perpetúa en el tiempo.  La memoria no alcanza a recordar un Viernes Santo sin la sentida prédica en la Iglesia de San Vicente Mártir, justo en la hora previa a la Procesión del Santo Entierro, cuando el deambular inquieto de los ‘nazarenos’ de las Cofradías de Semana Santa añade un ‘pellizco’ especial al ya de por sí sobrecogedor relato de una madre que ha perdido a su hijo.

Tristemente, esta exaltación de emociones no se vivirá este año en la tarde noche de Viernes Santo… No es necesario insistir en la causa. Y justo, el año en el que ‘Cáritas del Casco Histórico de Vitoria-Gasteiz’, una entidad acostumbrada a lidiar con las soledades terrenas, se disponía a glosar la soledad de Nuestra Señora, la Madre de Dios. El templo por excelencia de la Semana Santa vitoriana está vacío…. como desiertas están las calles… y en este periodo amargo, los pasos, como si de un Viernes Santo lluvioso se tratara, también se quedarán en casa, en la casa de Nuestro Señor.

En estas fechas de interminable confinamiento preventivo, al rezar a Nuestra Señora y mirarla a lo ojos, nuestra Soledad en mayúsculas se mitiga y encuentra consuelo. El mismo consuelo que voluntarios y voluntarias de Cáritas acostumbran a repartir en las callejas y cantones de nuestra histórica almendra medieval.

«Cuando sientas la soledad y pienses que nadie te quiere; cuando a tu sufrir te digan ridículas palabras de consuelo; cuando el dolor golpee con su absurdo; cuando no entiendas nada y corras riesgo de enloquecer y desesperar; cuando creas que Dios te ha abandonado y sientas la tentación de la rebeldía… piensa en María, tu Madre, Nuestra Señora de la Soledad, para que enjugue las lágrimas de tu llanto y el de la humanidad herida: de las víctimas de los terrorismos y fanatismos, de los afectados por las crisis como de la actual pandemia del coronavirus, tales como los enfermos, por aquellos que han perdido un ser querido por esta causa, por los que sufren la soledad y por las dificultades de convivencia y económicas que atraviesan algunas familias en estos momentos de confinamiento».

·

Puedes leer aquí un resumen del Sermón de la Soledad.
.


Nuestra Señora de la Soledad, ruega por nosotros.
·

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en la web. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies