fbpx
Evangelio del día Has escondido estas cosas a los sabios y se las has revelado a la gente sencilla Mt11,25-27

Bodas de oro y plata en la fiesta de Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote

Bodas de oro y plata en la fiesta de Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote

Además de esta celebración onomástica, los sacerdotes de la Diócesis han renovado sus promesas sacerdotales y han recibido los óleos bendecidos al no haber podido llevarse a cabo en la Misa Crismal debido al confinamiento provocado por la pandemia.

Este jueves 4 de junio, el Obispo de Vitoria, D. Juan Carlos Elizalde, junto al Vicario General, D. Carlos García Llata, y los vicarios episcopales, ha presidido la celebración del día de Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote en la Catedral de María Inmaculada, Madre de la Iglesia.

En ella, se ha homenajeado a Antonio Aranzadi, Cruz Briones, Juan Cruz Íñiguez de Onsoño, Jesús Marauri, Gerardo Salazar, Gregorio Esquível, Víctor Ruiz y Héctor López, sacerdotes que este año celebran sus bodas de oro y plata.

También se ha tenido presentes a los sacerdotes que durante el pasado curso fallecieron y que ya están en la Casa del Padre: José Antonio Medinabeitia, Luis Martínez de Morentín, Enrique Urcelay, Luis Barandiarán, Jesús Martínez de Toda, José Luis Larrucea, Jesús Fernandez de Trocóniz, Jesús Mari Elejalde, Ángel Ibisate y Bernardo Balza de Vallejo.

Aprovechando esta eucaristía, los sacerdotes que han acudido a la Catedral, más de un centenar, han podido renovar sus promesas sacerdotales y recibir los crismas bendecidos para llevarlos a sus parroquias de Vitoria y de la zona rural. Esta celebración debía haber sido en la Misa Crismal del Miércoles Santo, pero debido a la pandemia, se pospuso a otra fecha. En este día, siguiendo los protocolos sanitarios y controlando el aforo, se ha podido llevar a cabo con enorme alegría de los presentes.

En este enlace puedes leer la homilía del Obispo

Zorionak a los sacerdotes que han cumplido sus 25 y 50 años como sacerdotes. Pedimos oración por ellos y por todos los sacerdotes de la Diócesis: que fortalezcan, como les ha animado el Obispo, su acción, su interior y creen armonía a su alrededor; y también, como les ha instado el Vicario General, lejos de replegarse, impulsen su creatividad más que nunca para ser Iglesia en salida.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en la web. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies