fbpx
Evangelio del día El candil se pone en el candelero para que haya luz Lc8,16-18

Peregrina con nosotros a Loyola

Peregrina con nosotros a Loyola

Desde Vitoria y divididos en tres jornadas, los peregrinos recorrerán los 70 kilómetros que separan la capital alavesa de Loyola en el año en el que se conmemora el quinto centenario de la conversión de San Ignacio, fundador de la Compañía de Jesús.

La Santa Sede ha concedido un Año Ignaciano por los 500 años de la conversión de San Ignacio, fundador de los Jesuitas. Por ello, la Diócesis de Vitoria ha organizado tres jornadas –desde el viernes 9 y hasta el domingo 11 de julio– para ir, por primera vez, en peregrinación a través del camino alavés a Loyola, de donde era originario San Ignacio. Esta marcha ideada por la Delegación Juvenil, va dirigida a mayores de 15 años y estará dividida en tres etapas de unos 20 km aproximadamente cada una. Desde Vitoria-Gasteiz, un autobús trasladará a los peregrinos hasta la localidad alavesa de Araia, donde comienza la primera etapa que finalizará en Oñate, concretamente a 10 km de su núcleo urbano, en el Santuario de Nuestra Señora de Aránzazu. Los peregrinos pernoctarán en el albergue que estos frailes franciscanos tienen para este tipo de uso y acondicionado con medidas anti covid.

Al día siguiente, tras el desayuno, los participantes partirán a pie hacia Zumárraga donde se visitarán los puntos más importantes de la cuna de Legazpi, descubridor de las islas Filipinas en el siglo XVI, como su casa natal o la plaza de la villa donde está su famosa escultura. Los peregrinos se albergarán en las dependencias parroquiales de la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora, en pleno centro de esta localidad guipuzcoana.

La mañana del día 11 de julio será la última etapa hasta Azpeitia, donde finalizará esta peregrinación en el famoso complejo monumental religioso construido alrededor de la casa natal de San Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús, conocida popularmente como los Jesuitas.  Al ser domingo, los peregrinos podrán participar en una misa que, si la agenda le permite, celebrará el Obispo de Vitoria, D. Juan Carlos Elizalde, quien estará en alguna etapa con los participantes de esta marcha junto a Yasel Fermín, responsable de la Delegación de Juventud de la Diócesis de Vitoria. Además, quien quiera, podrá participar en un breve retiro en el mismo lugar donde nacieron estas formas de meditación inspiradas por el propio San Ignacio de Loyola.

El precio por participante es de 75 euros e incluye autobús de ida hasta Araia y de vuelta desde Loyola a Vitoria y los albergues así como todas las comidas de las tres jornadas. Los peregrinos tan solo deberán llevar un saco de dormir, ropa y calzado cómodo para las tres etapas. Para participar en esta marcha basta con escribir a delegacionjovenes@diocesisvitoria.org o llamar/escribir un whastapp al 674 747 270.