fbpx
Evangelio del día El candil se pone en el candelero para que haya luz Lc8,16-18

Vitoria mira a su Patrona. ¡Felices fiestas de la Virgen Blanca!

Vitoria mira a su Patrona. ¡Felices fiestas de la Virgen Blanca!

Un año más, los vitorianos vuelven a mirar con más devoción que nunca, especialmente en esta situación de pandemia, a su Madre y Patrona, Nuestra Señora la Virgen Blanca. Del 4, víspera del día grande, al 9 de agosto, Vitoria se llena en sus calles y plazas honrando a Virgen. Esta ocasión, por segundo año consecutivo, será con muchas restricciones pero con esperanza en, poco a poco, ir recobrando la normalidad.

La Cofradía de la Virgen Blanca, en coordinación con la Parroquia de San Miguel, ha elaborado estas citas presenciales para que quienes quieran, puedan participar de ellas en el santuario donde se venera la imagen de la Patrona de Vitoria.

Del 27 de julio al 3 de agosto, Novena en honor a la Virgen Blanca. Misas a las 11:30h y a las 19:30h en la Iglesia de San Miguel Arcángel. Los predicadores serán D. Juan Carlos Aguillo, párroco y capellán de la Cofradía, a las 11:30h y a las 19:30h D. Lázaro Iparraguirre, carmelita descalzo de la provincia de San Joaquín de Navarra.

1 de agosto, Día de los Auroros: Interpretación de los auroros frente la hornacina de la Virgen Blanca y en las escalinatas de San Miguel.

4 de agosto, Solemnes vísperas en honor a la Virgen Blanca. A las 19:30h misa en la Iglesia de San Miguel Arcángel. Preside el Obispo de Vitoria, Monseñor Juan Carlos Elizalde. Ver homilia (pdf)

A las 22:00h, rezo del Rosario en la Iglesia de San Miguel Arcángel, retransmitido en directo por Radio Vitoria.

5 de agosto, Día de la Virgen Blanca. A las 07:00h, Rezo del Rosario retransmitido en directo por Radio Vitoria en la Iglesia de San Miguel Arcángel.

Misa Pontifical: A las 10:30h en la Iglesia de San Miguel Arcángel. Preside la Eucaristía el Obispo de Vitoria, Monseñor Juan Carlos Elizalde. Ver homilia (pdf)

6 de agosto, día de los Celedones de Oro. A las 10:00h, visita al Cementerio de Santa Isabel para honrar la memoria de los Celedones de Oro fallecidos.

A las 12:30h, misa por los mayores en la Iglesia de San Miguel Arcángel. Ofrenda floral en la Hornacina de la Patrona de Vitoria. Colabora la Hospitalidad de Lourdes.

7 de agosto, día de los txikis. De 11:30h a 13:00h ofrenda floral a los pies de la Virgen Blanca en su capilla dentro de la Iglesia de San Miguel Arcángel.

8 de agosto, día de los veteranos. A las 11:30h, misa por todos los vitorianos y vitorianas fallecidos este último año en la Iglesia de San Miguel Arcángel. Ofrenda floral y aurresku frente a la Hornacina de la Patrona de Vitoria. Colaboran Blusas y Neskas veteranos.

9 de agosto, fin de las fiestas. A las 20:30h Salve Popular en la balconada de San Miguel y ofrenda del Alcalde de Vitoria-Gasteiz a la Virgen Blanca en memoria de todas las personas fallecidas en Vitoria a consecuencia de la pandemia iniciada en marzo de 2020.

 

CARTA ABIERTA DEL OBISPO DE VITORIA, MONSEÑOR JUAN CARLOS ELIZALDE, DE CARA A LAS FIESTA DE NUESTRA SEÑORA LA VIRGEN BLANCA, PATRONA DE VITORIA.

¡Felices fiestas en honor a Nuestra Señora la Virgen Blanca, patrona de Vitoria-Gasteiz!

Por segundo año consecutivo, estos días los celebraremos con mucha precaución y extremando las medidas sanitarias que frenen la propagación de este virus.

Poco a poco vamos viendo un futuro más esperanzador. Lo dije al principio de esta situación allá por marzo del año pasado: que esto nos sirva para centrarnos en lo importante y dejar de lado lo secundario y lo que no nos aportaba nada más que división o enfrentamiento. En mi oración desde aquellos días ha estado y sigue estando presente este objetivo, no solo para la Iglesia alavesa sino para toda la sociedad vitoriana.

Este año, pese a estar aún sin la normalidad que nos gustaría, será diferente. Habrá algunas citas, transformadas por necesidad, pero habrá presencialidad. Así será en las Vísperas, en la Misa Pontifical y en las eucaristías durante los días festivos. En todas las parroquias, especialmente en San Miguel donde se encuentra la capilla de La Blanca, rezaremos por todos los vecinos de Vitoria, especialmente por quienes están enfermos y por quienes han perdido en estos últimos meses a algún ser querido. Lo festivo no debe hacernos olvidar el sufrimiento de quienes conviven en nuestras calles y plazas. Si algo debemos fortalecer en nuestro interior es nuestra empatía hacia las personas vulnerables, tanto de salud como económicas. Las residencias de mayores eran epicentro de esta pandemia. Los excluidos sociales también. A ellos ha mirado la Iglesia desde el minuto cero. Acompañamiento, escucha, disponibilidad, ayuda, cariño. Estas palabras deben estar en nuestro día a día. Procuremos poner lo mejor de nosotros en todo lo que hagamos con las personas más necesitadas. Le fuerza vendrá de Jesús, en quien todo lo confiamos. Ante toda situación, por muy desesperada que sea, confiémosla a Cristo. En María tenemos el ejemplo de confianza en los planes de Dios. Ella dijo sí, pese a no entender plenamente; se fió.

Confirmó con su testimonio la alegría de Isabel. Asumió el misterio de su hijo en largos años de vida oculta o al perderlo en el templo. Se adelantó en Caná a las necesidades de sus próximos. Sostuvo a su Hijo en la cruz y a la Iglesia en la misión del Resucitado.

En definitiva, más fe y menos miedos. Más esperanza y menos resignación. Dios nos quiere como somos y tiene un proyecto para cada uno. Sigamos adelante, en medio de estas circunstancias, por hacer de nuestra ciudad una ciudad más humana, más respetuosa con todos, que sepa convivir y que sepa disfrutar sin excluir y sin tener en nuestra oración y en nuestra acción al que sufre.

A Ella, a Nuestra Madre del cielo, a la Virgen Blanca, le pedimos su intercesión para el final de esta pandemia y para que salgamos de ella conscientes de nuestra vulnerabilidad y de la fragilidad de un mundo que necesita más que nunca fraternidad, esperanza, misericordia, unidad y compasión. En el Año Santo de San José, en nuestras fiestas, más presente que nunca el santo patriarca.

Jai zoriontsuak!

+Juan Carlos Elizalde
Obispo de Vitoria

 

Vitoria-Gasteiz, 30 de julio de 2021