Evangelio del día: «Hoy hemos visto cosas admirables». Lc5,17-26

25N: No a la violencia contra las mujeres

Descarga y comparte este manifiesto.

Un año más el 25 de noviembre se celebra el día internacional contra la violencia contra las mujeres.

Algo hemos avanzado… quizás ya no sea necesario explicar que hablamos de esa violencia ejercida contra las mujeres por el hecho de ser mujer y que pone en riesgo tanto su integridad física, psicológica, sexual y/o su libertad. Esa violencia ejercida para manifestar el poder y el control masculino.

Quizás ya no sea necesario explicar que este tipo de violencia se produce en cualquier esfera social, económica, cultural… que no existe un perfil de mujer maltratada, ni siquiera un perfil de maltratador… (El correo)

Pero quizás si haya que recordar que las noticias que, respecto a este tema, salen en medios de comunicación, no son más que la parte visible de un problema mucho mayor que, en gran medida, permanece oculto… como ocurre en un iceberg…

violencia Contra MujerLo que se ve es sólo una pequeña parte (la violencia física, la violencia que mata). Pero lo que sostiene esta violencia, lo que está a la base (violencia sexual, psicológica, ambiental…) eso la mayor parte del tiempo permanece oculto (bajo la superficie) aunque es el gran problema.

Sí hay que recordar que esto es mucho más que un problema de pareja… Es un problema social, y como tal, todos y todas debemos implicarnos para empeñarnos en su erradicación.

Como señala el Papa Francisco en la exhortación apostólica “Evangelii Gaudium”

Podemos reconocer algunas debilidades que todavía deben ser sanadas por el Evangelio: el machismo… la violencia doméstica…” (EG 69)

Por eso cada cual está llamado a revisar su postura ante este problema y tomar conciencia de que no podemos cerrar los ojos a esta realidad. Debemos tener claro que las víctimas (44 muertas en lo que llevamos de 2014) merecen ser creídas, acompañadas, reconfortadas… Sin prometer nada que no podamos cumplir, ni intentar solucionar la vida de nadie… pero sí conociendo los recursos que podemos ofrecerles (recursos en Vitoria).

Pero si de verdad queremos trabajar a futuro, si queremos que el cambio de verdad se produzca no nos queda más remedio que invertir en educación. Nuestras estructuras sociales no son todavía paritarias, en el camino de la igualdad queda aún mucho camino que recorrer también dentro de la Iglesia.

Muchas voces nos pueden ayudar a reeducar nuestra mirada para empezar a ver las cosas de otra manera y así estar un poco más cerca del cambio (Doce miradas). Teólogos y teólogas van ofreciendo también una nueva forma de mirar los textos bíblicos para descubrir un Jesús como dice Pagola “amigo de las últimas”. Existen recursos con los que trabajar en grupo para avanzar en el camino de la igualdad (corto café).

Por todo ello: DI NO A LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES Y MOVILÍZATE!

Ver los comentarios (0)

Leave a Reply

Tu dirección de email no se publicará.

© 2022 Diócesis de Vitoria / Gasteizko Elizbarrutia