Evangelio del día: «El buen Pastor da la vida por las ovejas». Jn10,11-16

Alegraos y regocijaos - nueva Exhortación Apostólica del Papa Francisco

El Papa Francisco ha publicado una nueva Exhortación Apostólica, la tercera de su Pontificado, titulada Alegraos y Regocijaos (Gaudete et exsultate, título original en latín) "sobre el llamado a la santidad en el mundo actual".

«Puede haber muchas teorías sobre lo que es la santidad, abundantes explicaciones y distinciones. Esa reflexión podría ser útil, pero nada es más iluminador que volver a las palabras de Jesús y recoger su modo de transmitir la verdad. Jesús explicó con toda sencillez qué es ser santos, y lo hizo cuando nos dejó las bienaventuranzas (cf. Mt 5,3-12; Lc 6,20-23). Son como el carnet de identidad del cristiano. Así, si alguno de nosotros se plantea la pregunta: «¿Cómo se hace para llegar a ser un buen cristiano?», la respuesta es sencilla: es necesario hacer, cada uno a su modo, lo que dice Jesús en el sermón de las bienaventuranzas. En ellas se dibuja el rostro del Maestro, que estamos llamados a transparentar en lo cotidiano de nuestras vidas» (63).

Información

Lee o descarga la Exhortación Apostólica Gaudete et Exsultate - Alegraos y Regocijaos.

Síntesis y presentación de la Exhortación Apostólica (vaticannews.va).

Capítulos de la Exhortación

  • El Llamado a la santidad
  • Dos sutiles enemigos de la santidad
  • A la luz del Maestro
  • Algunas notas de la santidad en el mundo actual
  • Combate, vigilancia y discernimiento

El objetivo del documento, en palabras del Papa, no es elaborar un tratado sobre la santidad, sino "hacer resonar una vez más el llamado a la santidad, procurando encarnarlo en el contexto actual, con sus riesgos, desafíos y oportunidades" (2).

A lo largo de cinco capítulos, el Papa Francisco recuerda las Bienaventuranzas como camino «a contracorriente» que Jesús nos indica para ser un buen cristiano, y propone a María como modelo de santidad.

Ver los comentarios (0)

Leave a Reply

Tu dirección de email no se publicará.

© 2022 Diócesis de Vitoria / Gasteizko Elizbarrutia