Evangelio del día: «Señor, enséñanos a orar». Lc11,1-4

Nuestro amor cotidiano — Materiales para novios

[notification type="notification_info" ]Puedes encontrar el material Nuestro Amor Cotidiano en la Librería Diocesana, en c/ Vicente Goicoechea, 5.[/notification]

El Papa Francisco en su Exhortación Amoris Laetitia, sobre el amor en la familia, dedica un apartado del capítulo VI a Guiar a los prometidos en el camino de preparación al matrimonio

Son indispensables algunos momentos personalizados, porque el principal objetivo es ayudar a cada uno para que aprenda a amar a esa persona concreta con la que pretende compartir toda la vida. Aprender a amar a alguien no es algo que se improvisa.

Tanto la preparación próxima como el acompañamiento más prolongado, asegurar que los novios no vean el casamiento como el final del camino, sino que asuman el matrimonio como una vocación que los lanza hacia adelante, con la firme y realista decisión de atravesar juntos todas las pruebas y momentos difíciles.

Amoris Laetitia 208 y 211

Nuestro Amor CotidianoCon esa perspectiva tratamos de repasar el contenido del apartado Nuestro amor cotidiano, del capítulo IV de Amoris Laetitia, en el que se analiza en profundidad el significado concreto de cada uno de los rasgos del amor reflejados en el himno de I Cor 13,4-7.

Ofrecemos el texto íntegro de ese comentario al Himno del amor, repartido en diversos fragmentos, y en cada uno de ellos planteamos unas pistas para facilitar la reflexión personal, el diálogo en pareja y el compromiso de quienes recorren juntos su camino de preparación al matrimonio.

Recomendamos hacer este recorrido juntos, compartiendo la lectura en pareja, disponiendo de un cuaderno donde poder anotar las reflexiones de ambos y los compromisos alcanzados o propuestos tras el diálogo en común. Cada pareja puede adaptar a su conveniencia tanto el orden de la reflexión de los diversos rasgos/temas como el enunciado de las pistas de reflexión propuestas.

Ver los comentarios (0)

Leave a Reply

Tu dirección de email no se publicará.

© 2022 Diócesis de Vitoria / Gasteizko Elizbarrutia