Evangelio del día: «Recibiréis en este tiempo cien veces más, con persecuciones, y, en la edad futura, vida eterna». Mc10,28-31

BerriOna y Berakah, ejemplo de comunidades acogedoras, inclusivas y accesibles

Dos entidades de la Diócesis de Vitoria han sido reconocidas recientemente en suelo vizcaíno por su trabajo en medio de la sociedad. Se trata de Berakah, la obra social de las parroquias del casco medieval de la ciudad, y de BerriOna, el centro pastoral diocesano ubicado en Salburua y con diferentes servicios de escucha, duelo y reflexión entre otros.

Por una parte, 7 organismos eclesiales de Bilbao –entre quienes se encuentran la HOAC y ADSIS– se reunieron para un encuentro anual donde, entre otros, poder conocer nuevos ejemplos de experiencias cristianas donde se impulse “una Iglesia corresponsable, evangelizadora, sinodal”. En este sentido BerriOna fue invitada a compartir ante los presentes su estilo de ser parte de la Iglesia diocesana de Vitoria. Este centro, ubicado en la calle Gabriela Mistral del barrio de Salburua, fue reconocida por tener una “presencia fresca y accesible en medio de la sociedad”.

De su tarea, destacan además “la participación de todos en pie de igualdad, incluido el sacerdote responsable de este servicio” donde “velan conjuntamente por su cuidado y funcionamiento, promoviendo un programa anual con actividades variadas que surgen de intereses o necesidades expresadas por personas o colectivos sociales del entorno”. Algunas de esas actividades son del ámbito de la espiritualidad católica y otras “tienen un planteamiento abierto a diferentes sensibilidades e identidades, y un buen número son iniciativas plurales de reflexión, formación, lectura compartida de la realidad y promoción del diálogo desde la apertura y diversidad”. También destacan la manera en la que se sitúan cerca de personas de todo tipo, incluidas “las alejadas de la Iglesia”. Pepe San José, miembro del equipo de BerriOna, y Jesús Santamaría, sacerdote responsable de este servicio, fueron los encargados de dar a conocer la labor de esta entidad diocesana de Vitoria.

Por otro lado, los jesuitas se reunieron el pasado 23 de abril en el Arrupe Etxea de Bilbao para su tradicional Foro de Diálogo y Encuentro 2024 donde invitaron a Berakah para compartir su testimonio como “ejemplo de comunidad acogedora e inclusiva”. Esta obra social de las parroquias del Casco Histórico de Vitoria-Gasteiz es un referente no solo en esta parte de la ciudad sino en toda ella por su tarea con los más vulnerables, personas migrantes en estado irregular, víctimas de la trata o sin techo entre otros.

Fidel Molina fue el responsable de compartir ante el aforo el trabajo diario de Berakah, quien destacó, entre otros, la “alegría de la comunidad migrante de tener un lugar y referente en Vitoria para su fe y su inclusión social” a la vez que puso como ejemplos varios proyectos como '13 Casas’, el comedor Zugaz, los hogares de acogida Belén y Ain Karem o la despensa solidaria entre otros muchos.

© 2024 Diócesis de Vitoria / Gasteizko Elizbarrutia