Evangelio del día: «Elías ya ha venido, y no lo reconocieron». Mt17,10-13

Celebración de la Misa Crismal en la Catedral María Inmaculada

El Miércoles Santo la diócesis de Vitoria se ha unido en la Catedral María Inmaculada en la celebración de la Misa Crismal, previa a la celebración del Triduo Pascual. El Obispo de Vitoria, Juan Carlos Elizalde, ha bendecido los santos oleos, que son de tres clases: el crisma, el óleo de los catecúmenos y el óleo de los enfermos. "Arropamos hoy a los sacerdotes y diáconos en la Eucaristía de la Misa Crismal donde expresan su identidad vocacional de colaboradores del obispo renovando sus promesas. Todos, religiosas y religiosos, consagrados y fieles laicos, renovamos también nuestro seguimiento al Señor puesto que se bendecirán los óleos sacramentales que nos llenan de su unción", ha explicado Monseñor Elizalde.

En la homilía (puedes leerla completa aquí), el Obispo de Vitoria ha querido destacar tres expresiones concretas de la Palabra de Dios:

  1. "El Espíritu del Señor está sobre mí porque me ha ungido y me ha enviado" (Is 61, 1). Destacando en este punto el envío a los sacerdotes, el obispo ha incidido en la importancia del Pueblo de Dios: "Es la gente la que nos hace vivir el sacerdocio, la que nos pide la unción, la que cree en lo que nosotros representamos. Es la gente que se acerca en sus grandes necesidades como aquellos y aquellas que querían ver y tocar a Jesús. En nuestro pobre ministerio reciben la unción consoladora y sanante de Jesús. Como los buenos pozos, cuanta más agua dan, es más vivo dentro de nosotros el surtidor que salta hasta la vida eterna. (Cf. Jn 4, 13-14)"
  2. “Nos ha librado de nuestros pecados por su sangre” (Ap 1, 5).  El amor es el centro de la entrega de Jesús y también de los sacerdotes. "Somos signo sacramental de Cristo, Esposo de la Iglesia. La Iglesia de Vitoria no es una ONG, ni una empresa, ni una idea en la mente de algunos, sino el Pueblo de Dios acompañado por pastores que están dispuestos a dar la vida por él", ha explicado Monseñor Elizalde.
  3. "Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oir" Lc 4, 21. "El escándalo de Jesús, Dios y Hombre, —actualización salvífica de Dios— se encarna hoy en su Iglesia. Dios responde a las necesidades de sus hijos a través de esta Iglesia concreta, de esta Iglesia humilde de Vitoria. Nuestro pobre sacerdocio, sin esperar otra Iglesia que no existe, llena de vida la realidad de nuestras comunidades. La Iglesia de Vitoria quiere actualizar los “hoy” de Jesús en el Evangelio". Y  ese camino lo va haciendo a través de las respuestas a las necesidades de los últimos; de las ganas de segur trabajando en una pastoral de conversión, misionera y evangelizadora; de la acogida y la pluralidad de carismas, estilos y acentos que se materializarán en el futuro Plan Diocesano de Evangelización.

 

 

 

Ver los comentarios (0)

Leave a Reply

Tu dirección de email no se publicará.

© 2022 Diócesis de Vitoria / Gasteizko Elizbarrutia