Evangelio del día: «No he venido a abolir, sino a dar plenitud». Mt5,17-19

Comunicado oficial - 3 de junio de 2023

Ante la información que recoge El Correo en el día de hoy, sábado 3 de junio de 2023, sobre una supuesta rectificación por parte del Obispo de Vitoria que “retira su candidato para dirigir Egibide ante el fuerte rechazo social”, el Obispado de Vitoria emite la siguiente nota.

El proceso de selección de nuevo director general de Egibide tiene sus cauces y sus plazos y no se trata, de ninguna de las maneras, de una imposición del Obispo de Vitoria como este mismo medio aseguró en otra información publicada el viernes 2 de junio. La encargada de seleccionar y proponer un candidato al Patronato de Egibide es la Comisión Ejecutiva.

Tal y como anunció ayer el Patronato de la Fundación Diocesanas-Jesús Obrero, el Obispado ha sustituido a sus 2 patronos –que llevaban 7 años– por 2 nuevos miembros. En la Comisión Ejecutiva hay 2 representantes de la Compañía de Jesús, 2 del Obispado de Vitoria y 1 de la Fundación Vital. Cada una de estas instituciones tiene la capacidad y el derecho de nombrar a sus representantes para esta comisión.

Ante el anuncio de una vacante en la dirección general de Egibide, asistimos a un relevo natural como también sucedió hace siete años con el nombramiento de Nacho Eguizábal como director general de esta institución a propuesta de la Comisión Ejecutiva. Precisamente ahora el Obispado nombra a los nuevos patronos para que el nuevo director general se encuentre con una Comisión Ejecutiva actualizada y no provisional. El cese de los patronos ya estaba anunciado a los interesados meses antes porque ya llevaban siete años en el cargo.

Como el Obispado de Vitoria comunicó en la tarde del jueves a El Correo, los nuevos patronos del Obispado aceptan, como no podía ser de otra manera, el proceso de selección, los candidatos que se presenten y el resultado de lo que se elija.

Lamentablemente, debemos denunciar la falsedad en la información que este medio recoge, tanto el viernes 2 de junio como en su publicación del sábado 3. En la tarde del viernes, el Patronato de la Fundación Diocesanas-Jesús Obrero se lo comunicó a El Correo sin que este medio lo recoja en su edición de hoy sábado. El comunicado del Patronato puntualizó lo siguiente: “Desmentir las manifestaciones publicadas hoy en un medio de comunicación sobre la cuestión relativa a la designación de la Dirección General de Egibide, que sigue su curso conforme a lo previsto”.

El Obispo de Vitoria en ningún momento propuso ninguna candidatura y mucho menos trató de imponerla.

El Correo también se equivoca cuando afirma que las dos nuevas incorporaciones a la Comisión Ejecutiva, Albert Verges y José Holgado, están “escasamente vinculadas a Egibide”. Holgado es profesor de este centro formativo desde hace más de dos décadas, antes incluso de la fusión entre Diocesanas y Jesús Obrero, mientras que Verges es profesor desde hace muchos años en la escuela concertada siendo especialista en educación social.

Reiteramos una vez más que no había ningún plan de primar a nadie, primero porque eso es faltar a la verdad y segundo porque el órgano que elige al nuevo director es la Comisión Ejecutiva. En este sentido, el Patronato celebrado ayer viernes en ningún momento trató este asunto del nuevo director. Por lo tanto, es imposible que se haya producido una marcha atrás y una retirada de un candidato cuando no se ha tratado este tema.

Según recoge hoy sábado El Correo, Egibide “es una institución con un carácter religioso muy diluido”. Esta afirmación, de nuevo, falta a la verdad y llega a ser agraviante. Egibide es un centro cristiano de iniciativa social nacido del corazón de la Diócesis y de la Compañía de Jesús. Esta institución se inspira en los principios del humanismo cristiano.

El sacerdote Pedro Anitua fundó Diocesanas en 1942 y, tres años más tarde, el jesuita Demetrio Ruiz de Alburuza implantó en Vitoria Jesús Obrero. Ambos centros apostaron por conjugar lo social y lo educativo con vocación cristiana. Nacieron con el punto de mira puesto sobre uno de los eslabones más débiles de la sociedad vitoriana y alavesa del momento: los huérfanos de guerra y los jóvenes de familias humildes. En la actualidad, este espíritu social y solidario ha de protegerse y este centro educativo hoy tiene también el apoyo de las instituciones respetando su identidad cristiana.

El Obispado de Vitoria quiere dejar meridianamente claro que los procesos de selección de los directores generales de Egibide responden a un proceso legal, veraz, abierto al diálogo y al entendimiento, con luz y taquígrafo, lejos de supuestas imposiciones.

En definitiva, este Obispado no entiende qué personas están detrás y qué intereses persiguen con este ataque realizado durante dos días consecutivos desde El Correo –un medio de comunicación con el que mantenemos un trato fluido y amable– hacia el Obispo de Vitoria con inexactitudes, errores y una información alejada de la verdad.

Por todo ello, el Obispado de Vitoria muestra su preocupación por quien entienda que esta institución se está saltando los cauces establecidos y apela a la verdad para no manchar el buen nombre y la histórica trayectoria de los colegios diocesanos y de la Compañía de Jesús, unidos en nuestro territorio bajo el nombre de Egibide.

En Vitoria-Gasteiz, a 3 de junio de 2023

© 2024 Diócesis de Vitoria / Gasteizko Elizbarrutia