Evangelio del día: «Tomó la decisión de ir a Jerusalén». Lc9,51-56

Día Mundial del Comercio Justo: "Tira del hilo"

imagen_DMCJ_2015“Tira del hilo” es el lema del Día Mundial del Comercio Justo que se celebrará el  sábado 9 de mayo en Vitoria-Gasteiz. La jornada destacará las injusticias que esconde la elaboración de artículos textiles, un sector muy potente económicamente –solo en España cada persona gasta al año 437 euros en ropa– y que ejemplifica de manera clara las consecuencias negativas de la globalización y en el que se producen numerosas violaciones de Derechos Humanos.

En Vitoria-Gasteiz, la celebraciones las han preparado un grupo de asociaciones entre las que se encuentran, entre otras, Setem, Medicus Mundi o Misiones Diocesanas Vascas. El sábado por la mañana en la Plaza de la Provincia habrá talleres infanties, chapas, elaboración de una alfombra mandala con prendas de ropa usada, un patchwork (pieza tejida unida por fragmentos de otras telas), banderas tibetanas, clase de yoga, la habitual chololatada y danza africana. Al mediodía ruta de pintxos de comercio justo que se celebrará en varios establecimientos hosteleros. Por la tarde, las actividades se trasladarán al Jardín de Falerina. Se podrá asistir al Taller de cocina de comercio justo. Clown, arte en graffiti y el concierto de Prismates completarán el día.

En otros municipios de Álava/Araba también se conmemorará el Día del Comercio Justo: en  Alegría-Dulantzi el 13 Mayo; en Murgia, el 24 Mayo; en Llodio, el  24 Mayo y en Agurain, en la 1ª quincena de Junio.

Perfil trabajadoras del textil

Mujer asiática, joven, que trabaja entre 12 y 14 horas diarias es el perfil tipo de quienes confeccionan casi toda la ropa que llevamos. Los sueldos bajos y la feminización caracterizan este sector. Bangladesh ostenta el triste record a la baja: el salario mínimo es de 50 euros, incluso tras la subida de un 77% producida tras el derrumbamiento del edificio Rana Plaza, en el que fallecieron 1138 personas y más de 1500 resultaron heridas. A estos sueldos que no cubren las necesidades básicas, se une la brecha salarial entre hombres y mujeres, especialmente marcada en la confección, donde el 80% de los trabajadores son mujeres.

La explotación laboral infantil está presente a lo largo de toda la cadena de producción. A pesar de que se ha reducido, en India en la recogida de algodón participaron casi 400.000 menores en la campaña de 2010. La mitad tenía menos de 14 años. Jornadas extensas, condiciones laborales inhumanas y peligrosas o la ausencia de sindicatos legalmente constituidos son otras de las realidades de este sector, que mueve cada día 34.000 millones de euros solo en Europa.

En la actualidad, el textil de Comercio Justo es poco representativo tanto en volumen de producción como en ventas. En el cultivo del algodón “justo” trabajan 73.400 personas, una cifra pequeña comparada con los casi 100 millones de familias que cosechan esta materia prima. Sin embargo, cualitativamente es muy significativo para estas personas ya que tienen garantizadas unas condiciones de vida digna. Y estas condiciones dignas de trabajo se tienen que ampliar a las trabajadoras que cosen nuestra ropa.

Ver los comentarios (0)

Leave a Reply

Tu dirección de email no se publicará.

© 2022 Diócesis de Vitoria / Gasteizko Elizbarrutia