Evangelio del día: «Lo condenarán a muerte». Mt20,17-28

El Señor ha llamado a Carlos Pérez de Onraita

En la mañana del viernes 26 de enero fallecía a los 88 años de edad en el hospital de Santiago de la capital alavesa el sacerdote Carlos Pérez de Onraita Aguirre, nacido en 1936 en la localidad de Gauna. De una familia numerosa y en la que varios de sus hermanos se dedicaron a la vida religiosa, Carlos ingresó en el Seminario de Vitoria en 1956 y se ordenó en 1961 siendo Obispo de Vitoria D. Francisco Peralta.

Su primer destino fue en Anúcita, Lasierra y Antesala de la Ribera nada más ser ordenado. En 1963, pasa a Viloria, Arreo y Basquiñuelas además de ser nombrado capellán de las Hermanas de San Juan de Acre en Salinas de Añana. Pero su vocación misionera se cruzó en su camino en un año después marchó a Angola donde estuvo 10 años hasta 1974. Durante ese periodo fue testigo de la descolonización de este país con  respecto a la metrópoli, Portugal, así como de la cruenta guerra que vivió Angola con la actuación sangrienta de las guerrillas presentes por todo el territorio.

A su regreso a Vitoria, el Obispo le destina a Villanueva de Tobera, Moraza y Valle de Arana. En 1978 regresa a Angola donde estuvo hasta 2012. En esta segunda etapa misionera coincidió con su hermano, Luis María Pérez de Onraita, quien fue nombrado en 1996 Obispo coadjutor de Malanje por el Papa Juan Pablo II y el 2011 el Papa Benedicto XVI lo ordenó Arzobispo titular de la Diócesis de Malanje. Ambos hermanos dedicaron buena parte de su misión a reconstruir todo lo que la guerra había destruido, especialmente escuelas, dispensarios, iglesias y capillas.

3

En 2012, tras más de 44 años como misionero en dos etapas, regresa definitivamente a España y el entonces Obispo de Vitoria, Mons. Miguel Asurmendi, le destina a la Residencia de Nuestra Señora de las Mercedes, en el barrio de Zaramaga, sustituyendo al capellán por enfermedad. En 2013 recibe el mandato de ser capellán titular en la Residencia de Mayores de las Hermanitas de los Pobres. Tras la marcha de estas religiosas de la ciudad en 2018 por falta de vocaciones y por su avanzada edad, este centro pasó a manos del grupo Domus Vi, donde más de 150 ancianos son atendidos. Este sacerdote siguió atendiendo y acompañando espiritualmente a los residentes hasta hace pocas semanas.

Desde hacia varios años vivía en la Residencia Sacerdotal de San Antonio, en donde participaba de todo lo organizado y desde donde iba a diario a la residencia Domus Vi para celebrar la misa diaria y administrar los diferentes sacramentos. Otro hermano suyo, Serafín Pérez de Onraita, es sacerdote colaborador en la parroquia de la Coronación de Nuestra Señora, la cual recientemente ha acogido la primera visita pastoral de Mons. Elizalde. Precisamente en este templo será su funeral a las 19:30h el sábado 27 de enero presidido por el Obispo de Vitoria.

Rogamos una oración por su alma para que el Padre lo acoja en la morada eterna.

© 2024 Diócesis de Vitoria / Gasteizko Elizbarrutia