Evangelio del día: «Vieron a Jesús caminando sobre el lago». Jn6,16-21

Elciego recuerda a su arzobispo en el 300 aniversario de su muerte

Manuel Francisco Navarrete Ladrón de Guevara es uno de los hijos ilustres de la localidad de Elciego, en el corazón de la Rioja Alavesa. Nació en este pueblo en 1645 y falleció en Burgos en 1723. Fue doctor en Teología, magistral de Palencia, abad de Santander, Obispo de Mondoñedo-Ferrol y Arzobispo de Burgos.

Para conmemorar los 300 años de su fallecimiento, Elciego acogerá durante los días 24 y 25 de noviembre una serie de actos que pretender perpetuar su memoria y obra.

Así, el viernes 24 la ermita de la Plaza acogerá la conferencia a las 19:30h 'Un vínculo que nunca se perdió' sobre su figura y estará a cargo del profesor Jesús Fernández Ibáñez. En ella el ponente detallará la vida y el legado de este ilustre vecino, Manuel Francisco Navarrete Ladrón de Guevara. La entrada será libre.

El sábado 25 de noviembre, coincidiendo con el Día de Acción de Gracias por la cosecha, será la misa mayor en la parroquia de San Andrés presidida por el actual Obispo de Mondoñedo-Ferrol, D. Fernando García Cadiñanos, que se desplazará desde Galicia hasta Álava para conmemorar esta efeméride y fortalecer los lazos que unen a estas dos tierras.

A las 12:15h comenzará la procesión con la imagen de Santa María de la Plaza, patrona de esta localidad, desde la ermita hasta la parroquia para comenzar la Eucaristía a las 12:30h. La banda de música de Elciego y los grupos de Danzas del pueblo acompañarán la procesión que unirá ambos templos. La celebración estará amenizada musicalmente por el coro 'Santa Apolonia'  llegado de Asturias.

Tras la misa, todos los asistentes podrán disfrutar de un picoteo y del primer vino tras la cosecha a las afueras de la parroquia –si el tiempo lo permite–.

Con esto, los vecinos de Elciego quieren recordar a uno de sus más ilustres vecinos, Manuel Francisco Navarrete Ladrón de Guevara, quien fue propuesto por el Rey de España, Carlos II, para ser Obispo de Mondoñedo-Ferrol. El Papa Inocencio XII accedió a ello en 1699. Más adelante, otro Rey, Felipe V, propuso a la Santa Sede para que  Manuel Francisco Navarrete Ladrón de Guevara fuese Arzobispo de Burgos. El Papa Clemente XI lo nombró en tal responsabilidad el 18 de mayo de 1705, gobernando esta sede arzobispal hasta su fallecimiento en 1723. Sus restos descansan en la Catedral de Burgos. Al enterarse los vecinos de Elciego de su ascensión al Arzobispado de Burgos, hicieron grandes fiestas. Esta localidad siempre estuvo muy orgullosa de este hijo ilustre. Sus funerales tuvieron gran pompa pues se trataba de un brillante sucesor de los Apóstoles cuyo trabajo quedó plasmado en la gestión de estos dos importantes obispados en la España del siglo XVIII.

© 2024 Diócesis de Vitoria / Gasteizko Elizbarrutia