Evangelio del día: «Lo condenarán a muerte». Mt20,17-28

En restauración la talla de San Juan de Ortega para Navaridas

El patrón de Navaridas está siendo objeto de una minuciosa restauración y puesta a punto para que la parroquia de esta localidad riojanoalavesa la pueda lucir en breve en un altar destinado a este santo.

Se trata de una singular imagen de San Juan de Ortega, donada hace seis meses por la Delegación de Patrimonio Histórico-Artístico y Documental de la Diócesis de Vitoria a este pueblo a petición de su Ayuntamiento, el cual solicitó la colaboración del Obispado para que los vecinos de Navaridas tuviesen una nueva imagen del patrón para ser venerada durante todo el año en la parroquia del pueblo.

Según el convenio de cesión firmado por Obispado y Ayuntamiento, esta imagen estará disponible para el culto en la iglesia de la Inmaculada Concepción, situada en lo alto de esta localidad. “Dada la devoción de los vecinos de Navaridas por su santo patrón y con el fin de colocarla para el culto en el templo parroquial, la Diócesis de Vitoria accede a la donación al Ayuntamiento de Navaridas de una imagen de San Juan de Ortega”.

De esta manera, la colaboración entre ambas instituciones hace posible que los vecinos de Navaridas cuenten con esta nueva talla de San Juan de Ortega. Se trata de una talla de madera policromada de bulto redondo, vestido con sotana negra y roquete blanco, de unos 140 cm de alto y 60 cm de ancho, obra del siglo XVIII cuya autoría es anónima. La estatua presenta unos rasgos perfectamente realistas con una delicada labor de ralla en ambas manos. Destaca el movimiento de los pliegues del roquete blanco, de interesante factura y belleza.

El estado de conservación de la imagen sufre los efectos del paso del tiempo por lo que el Ayuntamiento solicitó el apoyo del departamento de Cultura de la Diputación de AÁlava para una intervención de restauración previa al culto. Tras ser concedida a través de una linea de ayudas forales, la imagen ya se encuentra en el Servicio Foral de Restauración, donde permanecerá unos meses hasta su vuelta a Rioja Alavesa.

San Juan de Ortega, religioso burgalés, fue discípulo de Santo Domingo de la Calzada y vivió entre los siglos XI y XII. En 1971 la Iglesia lo declaró patrón de los aparejadores debido a su infatigable actividad abriendo caminos para mejorar el paso de peregrinos hacia Santiago de Compostela. Desde aquellos siglos se extendió su fama de protector de los viajeros y peregrinos especialmente por tierras de Burgos y La Rioja.

Ejemplo de ello es la existencia de una ermita bajo su advocación en el municipio de Navaridas, en pleno corazón de Rioja Alavesa, celebrando las fiestas patronales en su honor cada 2 de junio, onomástica de este santo.

© 2024 Diócesis de Vitoria / Gasteizko Elizbarrutia