Evangelio del día: «El buen Pastor da la vida por las ovejas». Jn10,11-16

Vuelve a la Casa del Padre el sacerdote Koldo Montoya

En la tarde del jueves 17 de febrero volvía a la Casa del Padre el sacerdote, misionero y párroco de Santa Clara en el joven barrio de Zabalgana de Vitoria Koldo Montoya. El lunes cumpliría 63 años.

Deja tras de sí una huella enorme en todos los lugares por donde ha pasado, especialmente en su última etapa al frente de la parroquia vitoriana de Santa Clara, donde llenaba las misas y los grupos de niños y jóvenes trasmitiendo el mensaje de Jesús, sus sacramentos y el ejemplo de Iglesia abierta a todas las personas sin distinción.

Koldo nació en Rivabellosa el 21 de febrero de 1959, ingresó en el Seminario menor con 9 años y se ordenó sacerdote el 11 de junio de 1983, con 24 años. Desde entonces ha servido a la Iglesia y a los hermanos con dedicación y sin esperar nada a cambio salvo enamorarse más de Jesús y hacer que todos se enamorasen más de Él. Ha pasado por la parroquia de San Juan Bautista y La Esperanza. También dedicó siete años de su vida a las misiones, trabajando en Ecuador en favor de los más olvidados de la tierra. Su última encomienda fue la que le encargó el Obispo para estar al frente de la parroquia de Santa Clara, en el barrio de Zabalgana, donde destacó por formar una numerosa y activa comunidad católica, abriendo las puertas del templo a todos, especialmente a familias y jóvenes del barrio y de otros puntos de la ciudad.

D. Juan Carlos Elizalde ha pedido una "oración por Koldo que ha regresado a la Casa del Padre. El barrio de Zabalgana, donde dio a conocer a Jesús, le echará de menos al igual que toda la Diócesis".

Su funeral presidido por el Obispo será el sábado 19 de febrero a las 19:30h en la iglesia parroquial de Santa Clara, en la Avenida del Mediterráneo 37.

Descansa en la Paz del Señor, querido amigo y sacerdote.

© 2022 Diócesis de Vitoria / Gasteizko Elizbarrutia