Evangelio del día: «¿Quién es mi prójimo?». Lc10,25-37

La aporofobia en BATU (Centro Berri Ona)

BATU es un espacio mensual ( segundos martes de mes a las 20.00 h.) para crecer y compartir organizado por las comunidades cristianas Fe y Justicia y que llevamos a cabo y conjuntamente en el Centro pastoral BerriOna. Haciendo creíble nuestro Ideario que nos habla de “vivir uniendo contemplación y acción, espiritualidad y compromiso, oración y política y fe y justicia”, este año hemos elegido como tema del programa BATU la aporofobia. Y lo hemos titulado: “La aporofobia, el rechazo al pobre. Un desafío a nuestra manera de vivir”.

Adela Cortina (catedrática de ética y filosofía política de la Universidad de Valencia) ideó e inventó esta palabra que desde Diciembre de 2017 está en el diccionario de la RAE). La aporofobia hace referencia a esa actitud que excluye, relega, rechaza,… a otra(s) persona(s) por el mero hecho de ser pobre y parecer que no tiene nada que darnos a cambio. Hace referencia a esa indiferencia o invisibilidad que manifestamos hacia el más pobre. Y hace referencia a esas acciones de agredir violentamente al pobre por ser pobre.

La verdadera actitud que está en muchos comportamientos supuestamente racistas, xenófobos u homófonos, no es en realidad hostilidad a los extranjeros o a personas que pertenecen a una etnia diferente a la mayoría sino la aversión, repugnancia y el temor a los pobres, a esas personas que no presentan el “aspecto respetable” de quienes tienen cubiertas sus necesidades básicas. La aporofobia consiste, por tanto, en un sentimiento de miedo y en una actitud de rechazo al pobre, al sin-medios, al desamparado. “La aporofobia –como dice A. Cortina- es un atentado cotidiano contra la dignidad de las personas”.

Creemos que esa palabra además de estar en el diccionario, nosotros/nosotras necesitamos conocer su contenido para eliminarla de nuestras palabras, de nuestras actitudes y de nuestros actos y para apostar efectivamente por la dignidad y el respeto de las personas más pobres y desvalidas. En este sentido, la palabra aporofofia tiene una capacidad transformadora de la realidad.

Con estos encuentros queremos hacernos conscientes y no dejarnos enredar por palabras, comportamientos y actitudes que excluyen, rechazan y odian a otras personas por ser pobres. En las primeras sesiones iremos viendo situaciones o realidades que nos hablan más de rechazo (pobreza y exclusión en Vitoria, testimonios de exclusión, prejuicios y rumores,…). Y en las cuatro últimas, analizar esta situación desde la perspectiva ética, moral, política, religiosa… Y ver cuáles son los desafíos a los que nos sentimos llamados.

Sin olvidar que la propuesta que hacemos para este año encaja y responde a la línea cuarta del Plan Diocesano de Evangelización de nuestra Diócesis que dice:
“Servir: confesión de fe y compromiso social como Iglesia samaritana (Cooperar con la acción liberadora del Espíritu)”.

Porque como dice el profesor Emilio Martínez Navarro: “Una convivencia intercultural basada en el respecto activo, en las libertades iguales, en la igualdad de oportunidades, en la solidaridad y en la solución pacífica de los conflictos, es del todo incompatible con la actitud de aporofobia”.

© 2022 Diócesis de Vitoria / Gasteizko Elizbarrutia