Evangelio del día: «No impidáis a los niños acercarse a mí; de los que son como ellos es el Reino de los Cielos». Mt19,13-15

La Pastoral de la Salud en la gala de la Memoria Anual de la CEE

La Conferencia Episcopal Española presentó ayer en su tradicional gala la Memoria Anual de Actividades de la Iglesia invitando al área de Salud de la Diócesis de Vitoria por sus avances en formación, asistencia y acompañamiento.

El objetivo de este acto es compartir con la sociedad cuáles son las labores que realiza la Iglesia española en diversos ámbitos destinados a millones de personas en todo el país como un gesto más de transparencia y de compromiso social. Abrió la gala el Secretario General de la Conferencia Episcopal, D. Luis Argüello.

La cita se desarrolló de manera dinámica y donde varias personas llegadas de diferentes diocesis españolas segmentadas por áreas han sido preguntadas por sus experiencias. Los primeros en hablar fueron Sor Daniuska Rodríguez y José Luis Area de la Diócesis de Vitoria. La primera es la religiosa sanchina y médico responsable del área diocesana de Salud y su acompañante es un voluntario alavés de esta delegación. Ambos fueron invitados por la Conferencia Episcopal para contar los avances hechos en este departamento a raíz de la pandemia desde marzo de 2020. “Nuestra tarea principal es la de acompañar, especialmente para hacer frente a la soledad y a la depresión que afecta a cientos de personas y cuyo número ha ascendido de manera alarmante en los últimos meses”.

Así comenzó Sor Daniuska su intervención recordando que su tarea “no va solo dirigida al ámbito espiritual, sino también al emocional y psicológico, por lo que nuestro servicio busca ayudar en la integridad de la persona”. José Luis Area, por su parte, ha compartido su experiencia como voluntario asegurando que “el trabajo de los voluntarios de Salud de la Diócesis intenta paliar los efectos de la soledad en personas mayoritariamente mayores y también en personas con enfermedad mental”. Ante este tiempo donado a estas personas, Area ha afirmado que “quienes reciben este servicio están enormemente agradecidos por estar y escuchar, por pasar tiempo con ellos y por ese vínculo que se crea”. También ha resaltado lo “importante que es acompañar a los familiares en el duelo, uno de los momentos más complicados y para el que hay que saber estar y escuchar”.

Tras estas palabras, el entrevistador les ha preguntado por el proyecto innovador y pionero de la Casa de Los Cuidados que está previsto se ubique en un ala del antiguo convento de las Brígidas. “El objetivo de este proyecto es acompañar a las personas vulnerables y en el final de su vida y darles una calidad que les dignifique”, ha recordado Sor Daniuska. “Se está aún trabajando en sacarlo adelante en diálogo con instituciones y con una fuerte colaboración entre los tres pilares fundacionales de este proyecto: Obispado, Babespean y los colegios católicos Egibide”.

En esta presentación en Madrid la responsable de Salud ha explicado el por qué de esta iniciativa y su carácter integrador desde varios ámbitos como el cuidado, la formación y la investigación así como el impulso humanizador en personas vulnerables o en la etapa final de sus vidas. “Crear una cultura del cuidado nos lleva a humanizar el cuidado en todas sus dimensiones y ver a cada persona como única e insustituible. Queremos que la Casa de los Cuidados sea un referente en el arte de saber cuidar”.

La gala fue clausurada por el presidente de la Conferencia, el Cardenal Arzobispo de Barcelona, Monseñor Juan José Omella, y con una dinámica actuación del coro gospel 'Living Water', quien puso al público en pie animado por sus canciones. La gala se podrá ver por completo en TRECE el sábado 14 de mayo a partir de las 12:00h.

 

© 2022 Diócesis de Vitoria / Gasteizko Elizbarrutia