Pza. Nª Sª de los Desamparados 1, 2º
01004 Vitoria-Gasteiz
laicado@diocesisvitoria.org
945 123 483
674 747 269

Para tus “Jornadas de reflexión”

Descarga el material Para tus ``jornadas de reflexión``

Al comienzo de este año 2019 el Papa Francisco hizo público su mensaje “La buena política al servicio de la paz” con un conjunto de reflexiones muy sugerentes. Ante las próximas convocatorias electorales recogemos en este material algunas de ellas. Podrían ayudarte a decidir como ejercer tu participación electoral mediante el voto.

Por nuestra parte, como Servicio del Laicado, procuramos:

  • Mantener una actitud de escucha y diálogo con nuestra sociedad, atendiendo a su pluralismo ideológico, cultural y religioso, dejándonos interpelar por sus anhelos e inquietudes.
  • Alentar y apoyar el compromiso transformador de cada creyente en la sociedad y la vida pública.

Por eso te invitamos a considerar cuatro cuestiones importantes:

  1. La participación responsable en las elecciones.
  2. La atención a los proyectos o programas de los partidos.
  3. La atención a los candidatos y candidatas que se presentan.
  4. La información y el diálogo en nuestro entorno social.

Puedes compartir este material con otras personas, así os enriqueceréis mutuamente con la variedad de vuestros puntos de vista.

La participación en las elecciones

En el mensaje “La buena política…” el Papa Francisco dice:

Cooperar a la realización del bien común es una exigencia fundamental, pues todos somos sujetos activos de la vida socioeconómica, política y cultural. La participación en la vida pública es uno de los pilares de los ordenamientos democráticos.

En efecto, la función y la responsabilidad política constituyen un desafío permanente para todos los que reciben el mandato de servir a su país, de proteger a cuantos viven en él y de trabajar a fin de crear las condiciones para un futuro digno y justo. La política, si se lleva a cabo en el respeto fundamental de la vida, la libertad y la dignidad de las personas, puede convertirse verdaderamente en una forma eminente de la caridad.

Cada renovación de las funciones electivas, cada cita electoral, cada etapa de la vida pública es una oportunidad para volver a la fuente y a los puntos de referencia que inspiran la justicia y el derecho. Estamos convencidos de que la buena política está al servicio de la paz; respeta y promueve los derechos humanos fundamentales, que son igualmente deberes recíprocos, de modo que se cree entre las generaciones presentes y futuras un vínculo de confianza y gratitud.

Para reflexionar y/o dialogar

  1. ¿Cómo te sientes ante las próximas elecciones?
  2. ¿Hay algo que te retrae a la hora de participar en ellas? ¿el qué?
  3. ¿Qué razones o motivos pesan más a la hora de participar con tu voto?
  4. ¿Ante cuál de las próximas elecciones – generales, locales, europeas – te encuentras más motivado? ¿por qué?
  5. Cambiarías alguna cosa en los procesos electorales? ¿el qué?

Atención a los proyectos o programas de los partidos

En el mensaje “La buena política…” el Papa Francisco dice:

El compromiso por el bien común… es un programa con el que pueden estar de acuerdo todos los políticos, de cualquier procedencia cultural o religiosa que deseen trabajar juntos por el bien de la familia humana.

Recordemos que:

El Bien Común es el conjunto de condiciones de la vida social que facilitan y hacen posible a los grupos humanos y a cada uno de sus miembros el logro más pleno de su propia dignidad.

Supone que todos los ciudadanos puedan acceder a los bienes necesarios (materiales, culturales, espirituales) para gozar de una vida auténticamente humana. No es la simple suma de bienes individuales o particulares de cada sujeto, sino un bien indivisible que sólo se logra juntos.

Anteriormente, el mismo Papa en “Evangelii gaudium” ya señalaba:

  • La dignidad de cada persona humana y el bien común son cuestiones que deberían estructurar toda política económica, pero a veces parecen sólo apéndices agregados desde fuera para completar un discurso político sin perspectivas ni programas de verdadero desarrollo integral.(EG 203)
  • La necesidad de resolver las causas estructurales de la pobreza no puede esperar. El crecimiento económico requiere decisiones, programas, mecanismos y procesos orientados a una mejor distribución del ingreso, a una creación de fuentes de trabajo, a una promoción integral de los pobres que supere el mero asistencialismo. Los planes asistenciales, que atienden ciertas urgencias, sólo deberían pensarse como respuestas pasajeras. (EG 202).
  • Es indispensable prestar atención para estar cerca de nuevas formas de pobreza los sin techo, los refugiados, los ancianos,… Los migrantes plantean un desafío particular. No son aceptables los discursos políticos que tienden a culpabilizar a los migrantes de todos los males (EG 210)
  • Doblemente pobres son las mujeres que sufren situaciones de exclusión, maltrato y violencia, porque frecuentemente se encuentran con menores posibilidades de defender sus derechos (EG 212)

En el mensaje “La buena política…” el Papa Francisco dice:

La buena política es para servir a los otros; tiene como propósito el bien común, la humanización de la sociedad mediante la
justicia y el derecho.

Tomar en serio la política en sus diversos niveles – local, regional, nacional y mundial- es afirmar el deber de cada persona, de toda persona, de conocer cuál es el contenido y el valor de la opción que se le presenta y según la cual se busca realizar colectivamente el bien de la ciudad, de la nación, de la humanidad.

La política es un vehículo fundamental para edificar la ciudadanía y la actividad humana, pero cuando aquellos que se dedican a ella no la viven como un servicio a la comunidad humana, puede convertirse en un instrumento de opresión, marginación e incluso de destrucción. Sabemos bien que la búsqueda de poder a cualquier precio lleva al abuso y a la injusticia.

Cuando el ejercicio del poder político apunta únicamente a proteger los intereses de ciertos individuos privilegiados, el futuro
está en peligro y los jóvenes pueden sentirse tentados por la desconfianza, porque se ven condenados a quedar al margen de la sociedad, sin la posibilidad de participar en un proyecto para el futuro.

Por el contrario, cuando la política se traduce, concretamente, en un estímulo de los jóvenes talentos y de las vocaciones que
quieren realizarse… Se llega a una confianza dinámica, que significa… la posibilidad de trabajar juntos por el bien común.

Para reflexionar y/o dialogar

  1. A la hora de decidir tu voto en las elecciones ¿que pesan más las siglas de los partidos o el contenido de sus programas?
  2. Señala tres o cuatro cuestiones que son fundamentales para inclinar tu voto hacia un programa político concreto.
  3. Piensa en las razones o motivos por los que negarías tu voto a algún programa concreto.
  4. Ante las elecciones generales (28 de abril)
    • En la actual situación social ¿cuáles son -a tu juicio- las cuestiones que reclaman una atención prioritaria en los programas
      políticos de los partidos?¿por qué?
    • ¿Cuáles son los sectores de la población necesitados de una mayor atención? ¿cómo y en qué?
  5. Ante las elecciones locales (Juntas generales y Municipios)
    • En la actual situación social ¿ qué cuestiones requieren una atención especial? ¿por qué?
    • ¿Qué temas no pueden faltar en los programas de los políticos en este ámbito? ¿por qué?
  6. En los programas políticos que conoces:
    • ¿Qué valoras más positivamente ? ¿por qué?
    • ¿Qué echas en falta en ellos? ¿qué añadirías?
    • ¿Qué puede interesar más a la juventud? ¿por qué?
    • ¿Qué modificarías o eliminarías? ¿por qué?
  7. Ante las elecciones al Parlamento europeo (24 de mayo)
    • ¿Conoces alguno de los proyectos que se debaten en ese ámbito? ¿cómo los valoras?

Atención a las candidatas y candidatos que se presentan

En “Evangelii gaudium” el Papa Francisco señalaba:

La política, tan denigrada, es una altísima vocación, es una de las formas más preciosas de la caridad, porque busca el bien común. ¡Pido a Dios que crezca el número de políticos capaces de entrar en un auténtico diálogo que se oriente eficazmente a sanar las raíces profundas y no sólo la apariencia de los males de nuestro mundo! (EG 205)

En el mensaje “La buena política…” :

Llama a los políticos a practicar aquellas virtudes humanas que son la base de una buena acción política: la justicia, la equidad, el respeto mutuo, la sinceridad, la honestidad, la fidelidad.

Recuerda las “bienaventuranzas”, formuladas por el cardenal François-Xavier Nguyễn Vãn Thuận en 2002: Bienaventurado el político que tiene una profunda conciencia de su papel; cuya persona refleja credibilidad; que trabaja por el bien común y no por su propio interés; que permanece fielmente coherente; que busca la concordia y la unidad; que está comprometido en llevar a cabo un cambio radical; que sabe escuchar; y que no tiene miedo.

Denuncia que los vicios de la vida política restan credibilidad a los sistemas, así como a la autoridad, a las decisiones y a las acciones de las personas que se dedican a ella. Estos vicios socavan el ideal de una democracia auténtica, son la vergüenza de la vida pública y ponen en peligro la paz social: la corrupción -en sus múltiples formas de apropiación indebida de bienes públicos o de aprovechamiento de las personas-, la negación del derecho, el incumplimiento de las normas comunitarias, el enriquecimiento ilegal, la justificación del poder mediante la fuerza o con el pretexto arbitrario de la “razón de Estado”, la tendencia a perpetuarse en el poder, la xenofobia y el racismo, el rechazo al cuidado de la Tierra, la explotación ilimitada de los recursos naturales…

La coherencia entre lo que se cree, dice y hace es fuente de credibilidad, si además se escucha a los demás, será posible lograr la unidad de esfuerzos para realizar cambios radicales, sin miedo para promover justicia y paz.

Para reflexionar y/o dialogar

  1. A la hora de decidir tu voto
    • ¿Valoras realmente a las personas candidatos o sólo las siglas políticas a las que representan?
    • ¿Que peso proporcional tienen en tu decisión el contenido de los programas políticos y el perfil concreto de los candidatos y candidatas que los presentan?
    • ¿En que ámbito electoral -generales, locales, europeas- prestas mayor o menor atención a las condiciones y trayectoria personales de los políticos? ¿por qué?
  2. A tu juicio ¿qué cualidades o actitudes personales de los políticos son necesarias para un buen ejercicio de su función en la vida pública? ¿por qué?
  3. Desde tu punto de vista ¿qué cualidades o conductas personales de los políticos los desacreditan o incapacitan especialmente para el buen ejercicio de su responsabilidades? ¿por qué?
  4. De entrada ¿qué pedirías a las personas que proyectan dedicarse a la actividad política?
  5. ¿Cómo valoras en general las relaciones que manifiestan públicamente entre sí los políticos de diferentes partidos?
  6. En el evangelio de Lucas (6,20-26) junto a las Bienaventuranzas están las llamadas “malaventuranzas”(¡Ay de vosotros…!) que son como unas advertencias o avisos.

El mensaje del Papa Francisco “La buena política al servicio de la paz” recuerda las “bienaventuranzas” del político formuladas años
atrás por el cardenal Nguyën Vän Thuán. ¿Podrías ampliar con algunas advertencias para los políticos la serie siguiente?

  • ¡Ay del político que en lugar de trabajar por el bien común busca lo su propio interés o el de su grupo!
  • ¡Ay del político que no cumple sus promesas electorales!
  • ¡Ay de aquellos que no buscan el acuerdo sino la confrontación con quienes no piensan como ellos!
  • ¡Ay …

La información y el diálogo en nuestro entorno

En el mensaje “La buena política…” el Papa Francisco dice:

Cada uno puede aportar su propia piedra para la construcción de la casa común. La auténtica vida política, fundada en el derecho y en un diálogo leal entre los protagonistas, se renueva con la convicción de que cada mujer, cada hombre y cada generación encierran en sí mismos una promesa que puede liberar nuevas energías relacionales, intelectuales, culturales y espirituales.

Para reflexionar y/o dialogar

  1. ¿Por qué cauces adquieres tu información sobre los programas políticos y los candidatos a las elecciones?
  2. ¿Consideras tu información adecuada o suficiente? ¿Cómo podrías mejorarla?
  3. ¿Cómo valoras en general las intervenciones de los políticos en sus campañas electorales? ¿por qué? ¿qué te aportan?
  4. ¿Cómo ves la función social de los Medios de comunicación en su información sobre las campañas electorales?¿por qué?
  5. ¿Qué utilidad ves a los sondeos pre-electorales? ¿Sueles responder a ese tipo de encuestas?¿por qué?
  6. ¿En qué ámbitos manifiestas con espontaneidad y libertad tus opciones y convicciones políticas?¿por qué?
  7. ¿Con quienes sueles dialogar -sin discutir- sobre programas y/o cuestiones políticas?¿qué te aportan?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies