Evangelio del día: «Trabajad no por el alimento que perece, sino por el alimento que perdura para la vida eterna». Jn6,22-29

Domingo VI Tiempo de Pascua (Ciclo C)

La marca discipular: amar a Jesús, que significa guardar su Palabra; hemos de ser personas de palabra y de la Palabra, pero además la morada de Dios no es el templo, sino el discípulo: somos “morada de Dios”; ¿Nos sentimos, experimentamos, vivimos desde el “ser habitados” por Otro? ¿Qué consecuencias tiene para nuestra vida?

© 2024 Diócesis de Vitoria / Gasteizko Elizbarrutia