Evangelio del día: «Echa simiente, duerme, y la semilla va creciendo sin que él sepa cómo». Mc4,26-34
«Esto es mi cuerpo; ésta es mi sangre». Mc14,12-16.22-26

Domingo XVI Tiempo Ordinario (Ciclo A)

¿Cómo vivo la llamada a centrarme en dar crecimiento al bien, los frutos, más que a arrancar el mal?, ¿cuál es mi tendencia, me escandaliza este llamamiento? ¿Hasta qué punto me fío de dejar, en última instancia, tanto mal en el mundo en manos del Señor? ¿Cuál es mi experiencia de amparo en el Reino que trae Jesús, su dinamismo callado, que pasa desapercibido, desde la masa, no desde el poder?

© 2024 Diócesis de Vitoria / Gasteizko Elizbarrutia