Evangelio del día: «No tengáis miedo a los que matan el cuerpo». Mt10,24-33

Domingo XXVIII Tiempo Ordinario ( Ciclo B )

Jesús propone un camino del seguimiento y discipulado. Pero ese camino tiene un precio: desprenderse de los bienes materiales, ejercer una total solidaridad con los necesitados y compartir la vida y el destino de Jesús. Un precio que el rico no está dispuesto a pagar. ¿Qué precio pagamos, o estamos dispuestos a pagar, por atender la llamada de Jesús? ¿Entendemos que las exigencias del discipulado son consecuencia del amor que Jesús nos tiene?

© 2024 Diócesis de Vitoria / Gasteizko Elizbarrutia