No me llames extranjero

“Si estamos todos juntos y unidos,  los problemas y las crisis se irán por las ventanas”,  “no me gusta que el arco iris sea de un solo color”,  “todos somos iguales”… Con estas frases concluyeron sus intervenciones algunos de los participantes en el encuentro “No me llames extranjero”, organizado por la diócesis para celebrar el Día del Laicado.

Personas participantes de la mesa redonda sobre Inmigración 31M - No me llames extranjeroAlrededor de 140 personas se reunieron en el aula Magna del Seminario con la intención de reflexionar sobre la realidad de la inmigración, la convivencia en una sociedad plural, el enriquecimiento que supone reconocer esta realidad, las claves para crear relaciones más humanas entre todos los que formamos parte de esta sociedad. Entre los asistentes miembros de comunidades parroquiales, y también personas de diversas procedencias. Prácticamente había representación de todos los continentes… excepto Oceanía.

Los acordes de guitarra de la canción “No me llames extranjero” acompañando a una voz procedente de Mendoza (Argentina), fueron el punto de inicio de la jornada. Una primer acogida para situarnos en una sociedad plural de la que hoy formamos parte. Posteriormente, en una mesa redonda Ahmed Sadidi, Jesús Prieto Mendaza, Jon Calleja, Verónica Rodriguez Tejada y Aisha aclararon términos como integración, inclusión, multiculturalidad o asimilación; nos abrieron los ojos  a nuestro “ser migrantes” – todos lo somos o nuestros antepasados lo han sido - , hablaron de la importancia de actitudes como escucha, comprensión, familiaridad…, nos abrieron los ojos a las motivaciones que llevan a una persona a migrar. Sus intervenciones fueron el aperitivo a los talleres en los que se reflexionó posteriormente. En ellos se concretaron aspectos sobre diferentes cuestiones, que nos afectan a todos, como seres humanos y ciudadanos y sobre los que se dialogó desde la perspectiva de la inmigración: Salud, Trabajo, Familia, Educación, Mujer, Jóvenes, Alojamiento, Sin Papeles, Ocio y Participación Ciudadana.

Las conclusiones de los talleres – difundidas en twitter #nomellamesextranjero -  sirvieron como colofón de un encuentro que finalizó con una “Danza de Bendición”, que fue la guinda de una mañana de diálogo, escucha, encuentro, conocimiento y reconocimiento.

Ver los comentarios (0)

Leave a Reply

Tu dirección de email no se publicará.

© 2022 Diócesis de Vitoria / Gasteizko Elizbarrutia