Evangelio del día: «Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo». Jn6,44-51

La Diócesis con el mundo del trabajo en la semana del 1º de mayo

Un año más, llegan días que nos recuerdan que en el mundo del trabajo queda mucho por hacer. La Iglesia, mediante su Pastoral Obrera, se muestra cercana a los trabajadores y trabajadoras en todos los ámbitos.

El 28 de abril está marcado en el calendario como Día Mundial de la Seguridad y la Salud Laboral a propuesta de la Organización Internacional del Trabajo. En este sentido, el equipo de 'Iglesia por el Trabajo Decente' de nuestra Diócesis –formado por Cáritas, Confer, HOAC, Acción Católica General, Delegación Diocesana de Migraciones, Secretariado Social, HHª de María Inmaculada y Fundación Arizmendiarreta– han elaborado un manifiesto que puedes leer aquí.

Por su parte, y de cara al Día del Trabajador y fiesta de San José Obrero, entidades de la Iglesia como son la HOAC, Cáritas, Confer, Justicia y Paz, JEC y JOC, se unen  al papa Francisco en sus palabras. “Que sea un estímulo para renovar nuestro compromiso para que el trabajo sea digno en todas partes y para todos. Y que el mundo del trabajo inspire la voluntad de desarrollar una economía de paz”

Por ello, comparten con la Diócesis de Vitoria el manifiesto por el 1º de mayo así como el guión litúrgico para las eucaristías por esta jornada y para la Vigilia.

Estas organizaciones eclesiales nos animan a seguir rezando y trabajando por el trabajo digno además de defender la vida de las personas trabajadoras por encima del beneficio.

Pidamos a Dios, el Resucitado, que ilumine y de sentido a nuestro compromiso con el mundo obrero y lo hagamos con alegría, que es la manera más sencilla de la gratitud.

© 2024 Diócesis de Vitoria / Gasteizko Elizbarrutia