Evangelio del día: «El buen Pastor da la vida por las ovejas». Jn10,11-16

Noviembre solidario en Kuartango: niños y niñas toman la palabra

kuartango-solidarioEl mes de noviembre en Kuartango se ha convertido en el "Noviembre Solidario" desde hace algunos años. En este 2016,  todos los sábados de noviembre, vecinos y vecinas participarán en diferentes actividades organizadas en torno a la sensibilización sobre la labor solidaria que se realiza en el valle. Para comenzar, niños y niñas de Kuartango y de la Ikastola  contaron, la noche del sábado 5 de noviembre, su experiencia solidaria y de comunicación epistolar con los niños de Piquigua, San Isidro, Ecuador, tras el terremoto que sufrieron el 16 de abril de 2016.

Esta vez en Kuartango no tembló la tierra, pero tembló de emoción contenida el público. Se creó una corriente entre los niños de Ecuador que sufrieron el terremoto y se quedaron sin casa y sin escuela, los niños de la Ikastola de Izarra que han compartido sus cartas con ellos, sus padres que escuchaban atónicos a sus hijos expresar sus experiencias ante la asamblea, y el público de Kuartango que desde hace años está comprometido en un profundo movimiento solidario y de acogida y celebra cada año “Noviembre Solidario”.

Dicen que lo que más se recuerda hasta el fin de la vida, incluidos los enfermos de Alzheimer, son las canciones y los cuentos. Y es seguro que las casi cien personas que participaron no olvidarán nunca esta experiencia.

Todo fue como un cuento. El cuenta cuentos Iñaki Carretero hilvanó cuentos latinoamericanos: cómo surgieron los continentes, cómo se formó la vida y las razas humanas, por qué se dan los terremotos. Y en medio de esas historias, fue encajando magistralmente la participación de los niños, que, desde su visión, contaron la realidad sufrida en Ecuador, lo que les cuentan los niños en sus cartas. Las cartas son muy sencillas: “Hola, Izaro. Me llamo Yngrid. Soy de Ecuador, de la comunidad de Piquigua en la provincia de Manabí. Tengo 12 años. Yo en la noche del terremoto jugaba con mis primitas en la calle y luego vi que todo se caía. Corrí a coger a mis primitas. Me quedé sin donde vivir. Actualmente vivo en un refugio. Pero doy gracias porque a pesar de todo estoy viva y todos mis seres queridos están bien. Me da gusto tener una amiga en otro país y que se preocupe por nosotros. Chao. Cuídate. Yngrid”.

Los niños dijeron que esa amistad que ha nacido quieren continuarla y pronto van a realizar unas video conferencias. Durante toda la charla se proyectaron imágenes de fondo de la situación de Manabí antes y después del terremoto. Es indudable que este cuento, que transforma en solidaridad una trágica realidad, no lo van a olvidar los niños y todos los que participaron en el encuentro.

El próximo sábado 12 de noviembre el tema será la situación de los refugiados. El 19, los proyectos solidarios apoyados por Kuartango, Urkabustaiz y Ribera Alta a través de Manos Unidas y, para terminar, el sábado 26, una cena solidaria que el año pasado ya reunió a alrededor de 200 personas. Todas las actividades se desarrollan en los locales del Ayuntamiento.

 

 

Ver los comentarios (0)

Leave a Reply

Tu dirección de email no se publicará.

© 2022 Diócesis de Vitoria / Gasteizko Elizbarrutia