+34 945 148 171

Evangelizar en tiempos de increencia – Cuaresma-Pascua 1994

Queremos convocaros a todos a la tarea más esencial de la Iglesia: «proclamar la Buena Noticia de Dios» al hombre de hoy. Ésa es la preocupación que ha de centrar y unificar de manera nueva y vigorosa todos nuestros esfuerzos, trabajos y actividades: hacer presente en medio de la sociedad el Evangelio de Jesucristo que «es fuerza de salvación para todo el que cree».

El mandato del Resucitado tiene que resonar en nuestros corazones como la encomienda más gozosa, la obligación más grave y la llamada más urgente: «Id por todo el mundo y proclamad la Buena Noticia a toda la creación». «Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo».

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies