Al servicio de una fe más viva – Creo, ayuda a mi poca fe (Mc 9, 24) – Cuaresma-Pascua 1997

Durante estos últimos años os hemos querido ayudar con diversas Cartas Pastorales a creer en tiempos de increencia. Hemos tratado de examinar y comprender mejor los motivos y las experiencias que han conducido a no pocos al debilitamiento de su fe y a la indiferencia. Os hemos animado a reavivar vuestra confianza en Dios en medio de este clima generalizado de crisis que nos está afectando a todos. Hemos querido también mostraros cómo nos puede ayudar el Evangelio de Jesucristo a afrontar hoy nuestra tarea humana con sentido más pleno, responsabilidad más lúcida y esperanza más gozosa.

Este año queremos dar un paso más. Estamos convencidos de que la crisis actual puede ser para muchos «un tiempo de gracia» en el que se nos invita a reconstruir la vida cristiana. Éste es el único objetivo de esta Carta Pastoral: ofrecer una reflexión que nos permita a todos identificar mejor nuestra propia situación personal en medio de la crisis y que nos ayude a reconstruir la fe en Dios en esta hora aparentemente tan poco propicia. Queremos ofrecer un servicio concreto a aquellos hombres y mujeres que quieren saber dónde están en estos momentos de crisis religiosa, y se preguntan qué camino han de seguir para encontrarse con Dios. No tenemos la pretensión de hablaros con la seguridad de quienes lo saben todo. El Misterio que nos habita nos sobrepasa a todos. También nosotros vivimos buscando a tientas el rostro de Dios (Hch 17,27).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies