La Iglesia, comunidad evangelizadora – Cuaresma-Pascua 1983

La situación de nuestra sociedad y de nuestras Iglesias locales nos sugiere cada año el contenido especial y concreto de nuestra conversión. Deseosos de escuchar al «espíritu que habla a las Iglesias» (Ap 3,22) los Obispos, en diálogo fraterno entre nosotros y tras haber escuchado las sugerencias de laicos y pastores, estimamos conveniente orientar hoy el esfuerzo de conversión cristiana de nuestras comunidades en una dirección precisa: reforzar el sentido comunitario y evangelizador de nuestras Iglesias locales.

A ello nos invitan asimismo las recientes palabras del Papa Juan Pablo II según las cuales la misión de los ministros del Evangelio consiste en «reunir la comunidad… en la alabanza del Padre por Jesucristo y en el Espíritu para que sea la Iglesia de Cristo sacramento de salvación».