Evangelio del día: «¿Es que pueden guardar luto los amigos del novio, mientras el novio está con ellos?». Mt9,14-17

Oremos por la paz en Ucrania y en el mundo

  • 2 de marzo, Miércoles de Ceniza, jornada de ayuno por la paz.

En la mañana del 24 de febrero, el mundo se ha despertado con la triste noticia de la agresión de Rusia a Ucrania. La Diócesis de Vitoria rezará por la paz en Ucrania en todas las eucaristías y celebraciones de los próximos días.

Tras las pasadas citas diocesanas de oración por la paz –desde la misma tarde del 24 en el Seminario, el viernes 25 con jóvenes en el 'Convocados', la del sábado 26 con niños en el día de la Catequesis y la doble cita del domingo 27 a la mañana con la comunidad ucraniana de Vitoria y a la tarde en la Gazte Meza con la Pastoral Juvenil– la Iglesia de Vitoria sigue comprometida en el diálogo y la paz para la resolución de cualquier tensión. Las próximas citas serán el día 2 de marzo, Miércoles de Ceniza, con una jornada de ayuno y oración convocada por el Santo Padre Francisco. La Catedral Nueva de Vitoria, en el centro de la ciudad, estará abierta, tanto de mañana como de tarde, para que quien quiera pueda dejar una vela en las escalera del pórtico y orar por la paz.

De esta manera la Diócesis de Vitoria secunda el mandato fraterno de responder ante toda amenaza a la paz y se hace eco además de la llamada del Papa a rezar intensamente por la paz en el mundo.

Francisco ha hecho este llamamiento para unirse en oración por la paz en Ucrania el primer día de Cuaresma y llama a todas las partes implicadas en la crisis a que "hagan un examen de conciencia ante Dios" y se "abstengan de acciones que provoquen más sufrimiento a las poblaciones y desacrediten el derecho internacional".

Quisiera hacer un llamamiento a los responsables políticos para que hagan un serio examen de conciencia ante Dios, que es Dios de la paz y no de la guerra; que es el Padre de todos, no solo de algunos, que quiere que seamos hermanos y no enemigos. Ruego a todas las partes implicadas que se abstengan de llevar a cabo cualquier acción que pueda causar aún más sufrimiento a las poblaciones, desestabilizando la convivencia entre las naciones y desprestigiando el derecho internacional".

Su Santidad ha apelado a ser instrumentos de paz y a trabajar por ella. En este sentido, el Papa ha asegurado que “Jesús nos enseñó que a la insensatez diabólica de la violencia se responde con las armas de Dios, con la oración y el ayuno", por lo que hizo extensivo su llamamiento: "Invito a todos a que el próximo 2 de marzo, Miércoles de Ceniza, hagan una Jornada de ayuno por la paz. Animo de manera especial a los creyentes para que ese día se dediquen intensamente a la oración y al ayuno. Que la Reina de la Paz preserve al mundo de la locura de la guerra”.

© 2022 Diócesis de Vitoria / Gasteizko Elizbarrutia