fbpx
Evangelio del día El día que se manifieste el Hijo del Hombre Lc17,26-37

Cuaresma: tiempo catequético

La Cuaresma, como nos recuerda Álvaro Ginel en la revista Catequistas del mes pasado, es el tiempo litúrgico más catequético del año. En Cuaresma, los catecúmenos que se preparan para el Bautismo, reciben una preparación más intensiva.

Por eso, la Cuaresma nos invita cada año a volver nuestra mirada al Bautismo, no como el recuerdo de algo que quedó atrás en el calendario de nuestra vida, sino como esa permanente actualización de la fuente de la vida, que es el mismo Dios que nos habita. O en palabras del Papa Francisco:

«el Bautismo es la puerta que permite al Señor hacer su morada en nosotros e introducirnos en su Misterio».

En la celebración de la Pascua del Señor Jesús, renovaremos nuestro bautismo y celebraremos que Dios nos toma nuevamente en sus manos, que compartimos la vida del Resucitado y que renacemos en el Espíritu con inmenso gozo.

Ante la maravilla de ser y sentirnos bautizados, ¿cómo no vamos a vivir con alegría esta Cuaresma? Y que la contagiemos a los niños y jóvenes que iniciamos en la fe.

A ti, catequista, iniciador de la fe, ¡feliz «catecumenal» Cuaresma!

La Cuaresma nos invita cada año a volver nuestra mirada al Bautismo

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en la web. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies