En la fiesta del Corpus, ¡gracias, catequista!

Ayer celebramos la fiesta del Corpus Christi, culmen o cierre de las celebraciones de las primeras comuniones de nuestros niños y niñas de tercero de catequesis.

¿Cómo no agradecer el entusiasmo y el esfuerzo constante durante esos tres años de catequistas, madres y padres, sacerdotes y otros agentes pastorales de nuestras comunidades cristianas?

Gracias, catequista, porque has tratado de transmitir tu experiencia cristiana y la fe de la Iglesia a esos niños y niñas a los que has querido con todo tu corazón.

Te queda la satisfacción del deber cumplido, de haber sido humilde y querido instrumento del Señor, que hace su obra en cada uno de los niños y niñas que has acompañado.

Gracias, catequista, por hacerte como el humilde grano de trigo, por parecerte a nuestro Señor, hecho pan para ser partido y repartido, pan de vida y amor. Eskerrik asko!

En la fiesta del Corpus Christi, ¡gracias, catequista!

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

ESTA SEMANA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies