Evangelio del día El candil se pone en el candelero para que haya luz Lc8,16-18

Evaluar e imaginar

Álvaro Ginel, en unas “reflexiones al final del curso catequístico”, anima a reflexionar y plantear con esperanza lo vivido durante el curso abriendo horizonte al futuro.

Sí, en toda evaluación debemos ir más allá,

«imaginar nuevas ofertas ante las nuevas necesidades. Este ejercicio no es ciencia sociológica. Imaginar el hacer para incorporar nuevos miembros a la comunidad cristiana se conjuga con los datos sociológicos y con la vivencia del Evangelio. Vivir el Evangelio es fruto de la acción del Espíritu. No hay novedad pastoral catequística sin la escucha de lo que el Espíritu sugiere hoy a la comunidad. No vale funcionar de esta manera: “como no resulta lo que hacemos, hagamos-imaginemos algo nuevo o diferente”. Una reflexión que no tenga en cuenta el susurro del Espíritu no tiene validez.»

Arriésgate a dejarte interpelar por el Espíritu. Como dice más adelante Álvaro Ginel, «es inútil proponer “algo nuevo” sin catequistas y agentes de pastoral convertidos o “tocados” por el Espíritu».

Catequistas, nº  269, 15 de mayo de 2018, pp. 21-22.

Evaluar e imaginar - Un minuto para ti

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en la web. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies