Evangelio del día Mujer, ¿por qué lloras?, ¿a quién buscas? Jn20,1.11-18

Hasta el próximo curso

Querida, querido catequista: El curso termina. ¿Cómo te sientes? Supongo que, después de las actividades de fin de curso y las celebraciones de la Primera Comunión o la Confirmación, con ganas de descansar.

Este “minuto para ti, catequista”, que te ha acompañado durante este curso, también se toma un tiempo de descanso.

Gracias por tus afanes y tus desvelos, por esas horas de preparación intensa, por los buenos ratos que has hecho pasar a tus chiquillos y chiquillas, por tu aportación al equipo de catequistas, por el sencillo y sincero testimonio que has dado en tu comunidad.

Muchas gracias, catequista, porque has contribuido con tu empeño y esfuerzo al anuncio de Jesucristo y su Evangelio.

Eskerrik asko, katekista, zure ahalegin eta tinkotasunagatik Jesukristoren Ebanjelioa zabaltzeko.

Has sembrado Evangelio en tus palabras afectuosas y en tus miradas cariñosas, en los encuentros con niños y niñas en la sala de catequesis, en el oratorio, en el templo y en las mil y una actividades con ellos y sus familias.

Has sembrado Evangelio en el ánimo y el apoyo que has dado, en los consejos que has ofrecido, también en tus silencios respetuosos.

Alégrate porque nuestro Dios es el que da fruto a lo que has sembrado. Su Espíritu hará crecer una hermosa planta allá donde esparciste una pequeña semilla.

Poztu zaitez gure Jainko Jaunak guk ereindakoari fruitua ematen diolako. Zuk ale txiki bat jarritako lekuan bere Espirituak landare ederra ernearaziko du.

Como hemos orado al comienzo de los encuentros con los equipos de catequistas: “Pero la fe nos hace comprender que estás a nuestro lado en la tarea. Y avanzamos sembrando por la noche y por la niebla matinal. Profetas pobres, pero confiados en que Tú nos usas como humildes herramientas”.

Descansa en Jesús de tus fatigas, compañero de camino.

¡Feliz verano! Hasta el próximo curso.

Ondo igaro uda! Datorren ikasturtera arte.

Secretariado Diocesano de Catequesis
Elizbarrutiko Katekesi Idazkaritza
(catequesis@diocesisvitoria.org)

Has sembrado Evangelio... Alégrate porque nuestro Dios es el que da fruto a lo que has sembrado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies