Evangelio del día El candil se pone en el candelero para que haya luz Lc8,16-18

La familia, insustituible en el despertar religioso

Decía Emilio Alberich hace unos años:

A lo largo de la historia eclesial, la familia cristiana ha sido considerada tradicionalmente como el primer ambiente primario e insustituible del despertar religioso y de la educación cristiana de los hijos.

Seguro que muchos de nosotros, ahora catequistas, podemos corroborar esta afirmación con nuestra propia experiencia vivida en nuestra familia. ¿Verdad?

Y quizás esta constatación venga avalada también por la experiencia que tenemos como catequistas. Cuando una familia “funciona bien” en este sentido, ¿a que notamos la diferencia?

Sea como sea la modalidad de catequesis en la que estamos comprometidos, la familia es primordial en la transmisión y en la educación de la fe.

Todo esfuerzo que hagamos por continuar acogiendo y animado a madres y padres en la educación de la fe de sus hijos, no será en balde. Y si, además, descubren o redescubren la hermosa misión evangelizadora a la que el Señor les llama, tanto mejor.

familia cristiana, primer ambiente insustituible del despertar religioso

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en la web. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies