Evangelio del día Descansará sobre ellos vuestra paz Lc10,1-9

La Iglesia: de dificultad a agradable sorpresa

La semana pasada señalábamos una dificultad que comparten algunas familias de catequesis en la transmisión de la fe: la falta de credibilidad de la Iglesia.

Una catequista decía que esa falta de credibilidad no se debe achacar solo a la Iglesia como institución. Que también nosotros tenemos nuestra partecita de responsabilidad.

¿Cómo dar la vuelta a esta dificultad y transformarla en oportunidad?

Enzo Biemmi, eminente catequeta, decía en las Jornadas de Catequesis de Zaragoza el año pasado:

“El anuncio del Evangelio pasa por la experiencia de Iglesia. (…) La dificultad primera no es Dios, sino la comunidad eclesial. El mensaje final que permanece impreso en las personas es la experiencia de Iglesia que han vivido.”

Y continuaba:

“La catequesis está llamada a operar una primera sorpresa para personas que, en gran medida, tienen otro imaginario de Iglesia. (…) Esta reelaboración no acontece por vía intelectual, sino relacional, no hablando de Iglesia sino viviendo un cierto estilo de Iglesia. (…) ¿Qué tipo de experiencia de Iglesia queremos regalarles?”

Y más adelante proponía: “ayudar a las personas a vivir una experiencia bella de Iglesia”. En esta línea están nuestras comunidades, ¿verdad? Pues ánimo y adelante.

Ayuda a las personas a vivir una experiencia bella de Iglesia

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en la web. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies