La sonrisa

“Los niños sonríen espontáneamente y lloran espontáneamente. Depende siempre del corazón, y con frecuencia nuestro corazón se bloquea y pierde esta capacidad de sonreír, de llorar. Entonces, los niños pueden enseñarnos de nuevo a sonreír y a llorar. Pero, nosotros mismos, tenemos que preguntarnos: ¿sonrío espontáneamente, con naturalidad, con amor, o mi sonrisa es artificial? ¿Todavía lloro o he perdido la capacidad de llorar? Dos preguntas muy humanas que nos enseñan los niños.”

Papa Francisco – Audiencia general del 18.03.2015

Cuando veo cómo las catequistas reciben con una sonrisa cálida y acogedora a los niños y estos vienen a la catequesis sonrientes, creo que vamos por buen camino. Al menos, lo empezamos con buen pie.

La sonrisa ayuda a romper la barrera de la indiferencia. Es pasaporte que nos permite cruzar fronteras y acoger a niños y adultos con el corazón. Con una sonrisa hacemos más creíble el anuncio de Jesús, que quiere ser nuestro amigo, el amigo de todos.

Una sonrisa ayuda a romper barreras

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

ESTA SEMANA

Eventos para la semana del 15 abril 2019

Navegación de esta semana

Loading Events
mar 16th
No hay eventos hoy

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies