Evangelio del día Mujer, ¿por qué lloras?, ¿a quién buscas? Jn20,1.11-18

Lo que no se evalúa, se devalúa

Junio es mes de exámenes y evaluaciones, también en catequesis. Ya dicen que lo que no se evalúa, se devalúa, pierde valor, eficacia, utilidad.

Sabes que el Señor es el principal protagonista de la catequesis y que los resultados dependen más de él que de tu humilde buen hacer. Pero también es cierto que tú prestas tus oídos, tu boca y tus manos para que el Señor haga su labor. Tu trabajo, tu empeño, el cariño que has puesto, dará su fruto.

Evalúa con paz. Contempla lo que el Señor ha hecho en ti, contigo y a través de ti durante este curso. Comparte en el equipo de catequistas tus logros y dificultades, tus satisfacciones y decepciones, lo que ha funcionado y lo que no, y también tus deseos y sugerencias de mejora.

Y da gracias a Dios por todo lo bueno que has vivido y compartido con los niños y niñas, con los demás catequistas, con tu comunidad cristiana. Estoy seguro de que podrás decir: este año ha sido un año de gracia. ¡Enhorabuena! Zorionak!Un minuto para ti - Lo que no se evalúa, se devalúa

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies