fbpx
Evangelio del día Somos unos pobres siervos, hemos hecho lo que teníamos que hacer Lc17,7-10

Oración de la Misericordia

fuente de VidaNo soy pararrayos,
que frene tu ira, Señor,
me hiciste vasija al pie de tu Cascada
de tu Misericordia infrenable, mi Dios.

La que atravesó a tu Pueblo,
tiempos  y espacios envolvió
y la Madre de tu  Hijo la cantó.

En Él quedó concentrada
hasta abrir su vaso que rompió
en caudales de  agua y sangre;
sangre de Justicia y dulce agua del Perdón.

Justicia y  Misericordia
son  en Ti una y dos,
y no entramos, ¡tan torpes!,
en esas tus entrañas
conmovidas de Perdón.

Vaso derramado
que anegas todo el orbe.
Soy pura arcilla,
barro hecho vasija,
vacía y sedienta de Perdón.

Lléname para verterlo
en vasos comunicantes
y que nadie grite ¡SED!

Justicia, grita tu tierra
Justicia- Perdón, dices Tú.
El de siempre, el del Espíritu que Creó,
el que mi Hijo vivió.

Gloria a Ti Padre de la Misericordia
Gloria a tu Hijo que la enseñó
Gloria a vuestro Espíritu
que nos abre a ese Don.                       

22 mayo 2016 — Santísima Trinidad
Carmelitas Descalzas — Monasterio San José

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en la web. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies