fbpx
Evangelio del día Dichosos los criados a quienes el Señor, al llegar, los encuentre en vela Lc12,35-38

Semana Santa

“En la muerte de Jesús sentimos también que lo que nos salva no es su muerte sino su vida. Su vida entera es salvadora, sanadora, liberadora, reconciliadora, creadora de vida y de paz. No es la muerte la que salva, sino la vida entregada. Y la muerte es salvadora en la medida en que es consecuencia y culminación de una vida entregada”

(Guía pedagógica. Catequesis parroquial familiar 2º, tema 5º, 4).

Te invito a que en estos próximos días de la Semana Santa, contemples al crucificado y pongas en sus manos tus esfuerzos y trabajos, tus capacidades y también tus limitaciones, tus éxitos y tus fracasos como catequista.

Pide la gracia de descubrir en el fracaso de Jesús en la cruz, ese comienzo de vida y esperanza para muchos hombres y mujeres de nuestro mundo, también para ti.

Y, trayendo a tu corazón a los niños, niñas, adolescentes o jóvenes de catequesis a quienes acompañas y entregas un trocito de tu vida, deja que resuene en tu interior: “Si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda infecundo” (Jn 12,24).

Que vivas una contemplativa, entregada y santa semana.

Trae a tu corazón a quienes acompañas y entregas un trocito de tu vida, y deja que resuene en tu interior: “Si el grano de trigo no cae en tierra y muere..."

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en la web. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies