Evangelio del día Se echó por tierra a los pies de Jesús, dándole gracias Lc17,11-19

Valoremos lo religioso

Creo que todos percibimos la creciente secularización que la familia ha experimentado a lo largo de estas tres últimas décadas. Un estudio de hace unos años señalaba que, de un listado de once cualidades que inculcar a los niños, solo el 27% citaba la religión. En otro estudio sobre los valores que fomentan las familias, el sentido religioso aparece en último lugar. Este, concluyen los autores del estudio en cuestión, es el legado de los adultos a los jóvenes: un soberano desinterés por la religión y el sentido religioso.

¿Qué podemos hacer para que lo religioso tenga un hueco, si no lo tiene ya, en los hogares de las familias de catequesis? Igual tenemos que comenzar por cosas muy sencillas como aconsejar que pongan en su casa algunos símbolos de la presencia de Jesús en nuestras vidas: una imagen, un póster, un crucifijo, un “Jesús resucitado”. ¿Qué tal sugerir que los niños vayan leyendo una Biblia adaptada a su edad? Tampoco estaría de más insinuar que cuiden el tono festivo del domingo o las fiestas cristianas, proponer algunas oraciones en momentos señalados, escuchar música religiosa, etc. Algo tenemos que hacer.

Haz un hueco a Jesús en tu hogar, en tu familia

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en la web. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies