Evangelio del día: «Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo». Jn6,44-51

San Juan Bautista cumple 50 años de vida en Judimendi

El último día de octubre de 2023 el templo parroquial de San Juan Bautista, en el corazón de Judimendi, se quedó pequeño para acoger a los cientos de fieles, la mayoría vecinos de este barrio de Vitoria-Gasteiz, que se reunían para celebrar los 50 años de vida de esta iglesia.

La celebración comenzó a las 19:00h con la entrada del Obispo de Vitoria, Mons. Juan Carlos Elizalde, acompañado de una docena de sacerdotes, muchos de los cuales han sido párrocos de San Juan Bautista.


Antes de empezar la Eucaristía, diferentes personas ligadas a la parroquia desde sus inicios y hasta la actualidad compartieron sus experiencias y subrayaron los momentos más importantes de sus vidas ligadas a la parroquia. Este momento, lleno de aplausos y alguna lágrima, concluyó cuando un niño subió al altar para hacer entrega al Obispo de Vitoria de un gran globo con forma de corazón como símbolo de afecto y agradecimiento de toda la comunidad por su presencia en este importante día.

La misa, donde el coro parroquial añadió emotividad con sus letras y cálidos tonos, tuvo un momento culmen con la homilía de D. Juan Carlos, quien, entre otras reflexiones, ensalzó los testimonios escuchados al comienzo así como la construcción de esta comunidad con el pastoreo de todos los sacerdotes que por aquí han pasado y el compromiso de los laicos. Sus palabras recibieron una ovación desde los bancos del templo.

Tras la bendición final del Obispo y las palabras de acción de gracias del actual párroco, Nacho Rodríguez Trillo –quien puso énfasis en la Eucaristía como centro de la actividad parroquial y de su historia– la celebración siguió en los salones adjuntos con un abundante picoteo organizado por los jóvenes de la parroquia en un ambiente distendido y jovial.

Historia

El 31 de octubre de 1973 el entonces Obispo de Vitoria, D. Francisco Peralta, consagraba este templo en el barrio de Judizmendi, del euskera traducido como el ‘Monte de los judíos’. Este barrio vitoriano fue un lugar históricamente vinculado a la comunidad sefardí de Vitoria hasta su expulsión por los Reyes Católicos a finales del siglo XV. Con el paso de los siglos, el actual barrio de Judimendi comienza a perfilarse a mediados de 1930, cuando se empezó a construir la colonia conocida como ‘las casas baratas’ en la Avenida de Nuestra Señora de Estíbaliz.

Durante varias décadas se fueron construyendo pequeñas casas y más adelante, con la llegada de familias llegadas de otros territorios de España, esta zona aumentó su espacio residencial donde sus vecinos reclaman una parroquia propia, pues hasta entonces su iglesia era San Vicente Mártir, en el centro histórico.

El 1965 se decretó la construcción de la parroquia de San Juan Bautista pero no fue hasta 1973 cuando se inauguró el actual templo. Durante esos años de impás, unos locales en la calle Benito Guinea hicieron las veces de parroquia donde se celebraron cientos de bautizos, primeras comuniones y algún que otro funeral. Poco a poco la parroquia de San Juan Bautista, ubicada en la calle Polvorín Viejo, fue convirtiéndose en la referencia principal de los vecinos llegando a celebrarse San Juan como las fiestas del barrio, una de las más populares de la ciudad.

Este barrio de Judimendi cuenta con aproximadamente 7.000 vecinos. Durante estos 50 años han sido miles los ciudadanos que han acudido a las celebraciones diarias y dominicales, con muchas generaciones de vitorianos que han celebrado aquí su bautizo, su primera comunión, su confirmación, su matrimonio y donde han despedido a sus seres queridos.

Para agradecer y recordar todo ello, el templo acogerá durante varios meses una exposición fotográfica en la que se han colocado decenas de fotografías históricas que narran la vida del barrio y su íntima relación con esta iglesia y también se ha colocado una urna para que los vecinos depositen sus recuerdos ligados a estas paredes.

Este edificio es obra del arquitecto Gerardo Cuadra Rodríguez, que más tarde encontraría su vocación como sacerdote. Es autor de un nutrido grupo de edificios civiles y religiosos por todo el país, destacando especialmente en La Rioja. Diseñó este templo modernista para albergar a unas 500 personas. Es de planta rectangular con una gran torre. Preside el templo un Cristo en la Cruz de madera y un relieve en piedra de San Juan Bautista, titular del templo. Constaba, además de la iglesia propiamente, de una capilla, un baptisterio, una sacristía, despachos y salas de reuniones, además de una casa cural, una escuela parroquial con varias aulas de enseñanza, un cine y un campo de deportes para niños así como un dispensario para el barrio. Hoy, a todas estas dependencias se les ha buscado un nuevo uso acorde a las necesidades actuales. Así, entre sus más de 23 servicios, destacan los de Cáritas, Emaús, catequesis infantil y adulta, tiempo libre para adolescentes o sus dos coros.

© 2024 Diócesis de Vitoria / Gasteizko Elizbarrutia