Evangelio del día: «No fue Moisés, sino que es mi Padre el que da el verdadero pan del cielo». Jn6,30-35

Cinco seminaristas avanzan en su vocación al sacerdocio

El pasado domingo, 4 de junio, comenzaba a las 19:30h en la parroquia de San Miguel Arcángel una celebración muy importante para cinco jóvenes que actualmente se forman en el Seminario de Vitoria para ser sacerdotes.

El Obispo de Vitoria, D. Juan Carlos Elizalde, presidió una misa concelebrada por los rectores y profesores de este centro formativo ubicado en la calle Beato Tomás y Zumárraga de la capital alavesa. En ella, cinco jóvenes seminaristas daban un paso más en su camino vocacional al sacerdocio.

Dos de ellos, recibieron ayer el ministerio del Lectorado y Acolitado –Luis Armando Méndez y Ariel González– mientras que los otros tres eran admitidos a Órdenes Sagradas –Andrés Etxezarreta, Miguel Hermoso de Mendoza y Adriá Muñoz Escudé–.

Estas dos –Lectorado y Acolitado por una parte y Ordenes Sagradas por otro– son pasos previos que todo seminarista ha de dar en su formación durante sus años en el Seminario.

Este progreso se da cuando tanto los rectores así como sus formadores trasladan al Obispo un informe donde avalan el propósito de los aspirantes a seguir adelante con su vocación sacerdotal y cercioran que han alcanzando un grado de madurez suficiente para ello. Por ello, los cinco aspirantes fueron llamados ayer por el Obispo para que acepten, pública y voluntariamente, su decisión ante cientos de personas que llenaron el templo para arropar a estos jóvenes en esta tarde tan importante para ellos.

Luis Armando Méndez, de 40 años, y Ariel González, de 25, son de Honduras y Nicaragua respectivamente y llevan entre 6 y 8 años de formación en el Seminario Diocesano y Misionero Redemptoris Mater de Vitoria y desde ayer oficialmente tienen la competencia del servicio de la Palabra y de la altar. Andrés Etxezarreta es guipuzcoano y tiene 23 años, mientras que Miguel Hermoso de Mendoza, 29 años, es de Pamplona y Adriá Muñoz Escudé es natural de Barcelona y 41 años. Los tres llevan formándose entre 4 y 5 años al igual que sus otros dos compañeros en este amplio edificio y llegar aquí supone confirmar su candidatura al sacerdocio antes de ser ordenados diáconos, paso último para ser finalmente sacerdote.

En su homilía, el Obispo de Vitoria les dio la enhorabuena a los cinco por este paso importante y por ir superando la formación de manera exitosa y se dirigió a ellos para animarles a “seguir con su generosa entrega a Cristo, a la Iglesia y a la gran familia humana sin distinciones, a imitación de Jesús de Nazaret”.

Tras la misa, la celebración se trasladó al Seminario de Vitoria donde, de manera más intima con familiares y amigos de los cinco seminaristas, los asistentes disfrutaron de una cena con la presencia de los actuales 20 seminaristas y sus formadores.

© 2024 Diócesis de Vitoria / Gasteizko Elizbarrutia