Evangelio del día: «Elías ya ha venido, y no lo reconocieron». Mt17,10-13

Unas jornadas estimulantes para comenzar el curso

Jornadas de Inicio de CursoLas Jornadas Pastorales de inicio de curso han convocado durante los días 4, 5 y 6 de octubre en el Aula San Pablo (C/ Vicente Goicoechea 5)  a una media de 150 personas que han podido escuchar interesantes reflexiones y testimonios sobre temas que serán fundamentales a lo largo del presente curso: la familia, el laicado y la acción social.

En el saludo inicial el obispo D. Juan Carlos Elizalde  afirmó  que todas las comunidades necesitan subir el ánimo,"para eso estamos los pastores". Además quiso recordar las palabras que el Papa Francisco dirigió en el curso de formación a los nuevos obispos el pasado mes de septiembre: "nos hablaba del escalofrío que supone el haber sido "pescados" para el servicio. Y una de las primeras misiones que tenemos - dijo- es ser Obispos capaces de encantar y atraer hacia Jesús y su Evangelio". Y dirigiéndose a todos los presentes añadió: " y esa es también nuestra misión, la de todos: ser puentes, encantar y atraer al Evangelio de Jesús".

En la primera sesión, el día 4 de octubre, la Delegada de Pastoral Familiar de la diócesis desgranó algunos de los contenidos más interesantes de la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia, en una exposición titulada "Nuevo impulso de la pastoral del matrimonio y la familia a la luz de la Exhortación Amoris Laetitia". Para ello desgranó los aspectos más importantes de algunos de los capítulos dela exhortación, en la que insistentemente se van señalando repetidamente algunas pistas para la pastoral familiar: ha de ser una pastoral positiva, acogedora y gradual; dar espacio a la conciencia y formarla, pero no sustituirla; presentar el matrimonio como camino dinámico de realización; proponer valores de vida cristiana en familia y valorar el testimonio evangelizador de la vida matrimonial y familiar. Además ofreció la posibilidad de profundizar en esta exhortación y sus distintos apartados a través de las Guías de Lectura preparadas por la diócesis, que pueden ser trabajadas en parejas, grupalmente o por los agentes de pastoral familiar.

Tras la exposición, se dio paso a los testimonios de dos matrimonios. Juanjo y Marian, del Movimiento Encuentro Matrimonial que narraron su  experiencia de compromiso como matrimonio en su parroquia primero como catequistas y, posteriormente como agentes de pastoral familiar, dedicándose a la acogida de los novios y los encuentros pre matrimoniales. Y Diego y Silvia que compartieron un testimonio personal de su vida matrimonial.

La segunda sesión, dedicada al laicado siguió el mismo esquema : exposición y testimonios. La exposición "Animar la espiritualidad y el compromiso evangelizador del laicado" corrió a cargo de Maribel Alday, del Servicio Diocesano del Laicado. En ella expuso las conclusiones de un seminario realizado a lo largo del curso pasado sobre la figura del animador de la espiritualidad y la misión laical. En ese seminario, en el que se siguió el esquema de ver , juzgar y actuar, se plantearon varias conclusiones y propuestas para la acción pastoral en parroquias y Unidades pastorales; movimientos y asociaciones y el propio Servicio Diocesano del Laicado. Todo este trabajo, indicó Alday, tendrá continuidad a lo largo de este curso. Como testimonios Mónica, Óscar e Isa compartieron su experiencia desde un movimiento laical, una parroquia y un grupo de referencia. Experiencias enriquecedoras y muy estimulantes para todos los presentes.

Para finalizar la última de las sesiones estuvo reservada a la pastoral social y de caridad de nuestra Iglesia. La exposición inicial corrió a cargo de Santos Gil, director de Cáritas Diocesana de Vitoria que entre otras cosas recordó que "Jesus vino para ser Buena Noticia para los pobres y hoy diríamos que no andaba con buenas compañías, por las periferias".  También afirmó en su intervención que parte de la evangelización, además del anuncio, es la denuncia. La denuncia de la inequidad, de la idolatría del dinero y de la cultura del descarte. Tras su intervención  se pudieron escuchar los testimonios de Mari Carmen, voluntaria de Cáritas y atrapada en esta tarea "desde que me di cuenta de que trabajando juntos había situaciones que se podían cambiar". Raquel, trabajadora social de Cáritas afirmó en su intervención que "este trabajo también hace sufrir y obliga a volver a las raíces personales y de la fe en muchas ocasiones" y por último  se pudo escuchar el testimonio familiar de Fidel, diácono y responsable de Berakah. Junto a su mujer y uno de sus hijos manifestaron que la cercanía a los empobrecidos les ha hecho "mirar, escuchar, hablar, oler y tocar la pobreza" de un modo nuevo.

Las jornadas finalizaron con la intervención del Obispo, D. Juan Carlos Elizalde que presentó a grandes rasgos los contenidos de su carta pastoral de inicio de curso en la que ya anuncia cuál será el eje de la pastoral diocesana este curso 16-17: la Familia Agente Sujeto de Evangelización.

Ver los comentarios (0)

Leave a Reply

Tu dirección de email no se publicará.

© 2022 Diócesis de Vitoria / Gasteizko Elizbarrutia