Evangelio del día: «Mi hija acaba de morir. Pero ven tú, y vivirá». Mt9,18-26

Vuelve a casa la Virgen de la Esclavitud

La Virgen de la Esclavitud, primera patrona de la ciudad, vuelve a Vitoria tras su paso por Las Edades del Hombre y habiendo sido vista por más de 100.000 personas en los pasado seis últimos meses.

La XXV edición de famosa exposición artística de Las Edades del Hombre, de reconocido valor a nivel europeo, ha finalizado su exposición tras haber estado los pasados 6 últimos meses en la Catedral de Burgos, coincidiendo con su octavo centenario, sede compartida este año con Carrión de los Condes, en Palencia, y Sahagún, en la provincia de León. Esta muestra temporal, por la que han pasado más de 100.000 personas, intenta explicar el origen de la cristiandad a través de las 120 obras de arte sacro procedentes de decenas de catedrales de toda España.

Una de ellas es la Virgen de la Esclavitud, imagen establecida desde hace 700 años en la Catedral de Santa María de Vitoria y cedida temporalmente para esta ocasión a la Catedral de Burgos con el fin de ser expuesta. La conocida como la primera patrona de la ciudad, porta un rostro sereno y de gesto majestuoso. Es la primera vez que esta escultura sale de territorio alavés desde su creación. Del estilo de las Andra Mari, esta talla está fechada en el año 1280 y es de madera policromada, en posición sentada en trono de reina con una manzana en la mano derecha y con el Niño en la rodilla izquierda. El hilo conductor de la exposición de este año era la Virgen María y por ello, desde la dirección de las Edades del Hombre se pidió esta imagen de la Virgen de la Esclavitud por su relevancia artística y su historia, por su antigüedad y por ser concebida, según las crónicas de la época, como verdadera imagen de Santa María. Su historia se remonta a 1277 cuando Alfonso X enferma gravemente en Vitoria y se cura milagrosamente al invocar la ayuda de la Virgen, tal y como se puede ver en la Cantiga 209 del Códice Rico de Florencia, por lo que el rey castellano mandó elaborar una imagen de la Virgen bajo la advocación de Santa María de Vitoria, a imagen de la visión espiritual que tuvo de ella este monarca, convirtiéndose así en la primera patrona de la ciudad.

Desde entonces y hasta ahora, son cientos de años de presencia en la Catedral vieja para que este próximo 28 de diciembre vuelva a su trono ubicado en la capilla central de la girola, presidiendo así este imponente templo.

© 2022 Diócesis de Vitoria / Gasteizko Elizbarrutia